miércoles , 12 junio 2024
Testimonios Misión Reconstruyendo Esperanzas: Hna. Roxana Maldonado

Testimonios Misión Reconstruyendo Esperanzas: Hna. Roxana Maldonado

Queridos hermanos, paz y bien. Soy Roxana Maldonado, Hermana Franciscana de la Inmaculada y quisiera compartir sencillamente mi experiencia en el tiempo de misión en los lugares de la V Región, afectados por el mega incendio del pasado mes de febrero.

Primero que todo, quisiera agradecer la invitación que se nos hizo desde CONFERRE a participar de esta misión, que lleva por nombre “ Recontruyendo Esperanza”, una invitación a no ser simples espectadores de lo que estaba aconteciendo, no conformarnos con nuestra oración o algún aporte en dinero que pudiéramos hacer. La invitación implicaba dar tiempo, dar un poco de nuestras propias vidas, que trae como consecuencia la experiencia del ciento por uno como promesa que se hace vida.

La magnitud de la tragedia como para la mayoría de los que vivimos en Chile, no me era desconocida, sin embargo estar allá fue algo inmensamente doloroso e impactante. Estuve en lugares donde todo a mi alrededor había sido arrasado por el fuego. La conmoción por lo que vi, dio paso al asombro, admiración y gratitud por cada persona con la que conversé.

Es difícil transmitir todo lo vivido. Hay tantos rostros, tantos testimonios de hermanos y hermanas que perdieron todo… Pero, sin duda, el dolor más grande son los 136 fallecidos, muchos de ellos muertos por salvar a otros. El dolor está vivo; pero, junto con él, una tremenda esperanza, fuerza y valentía para seguir adelante. Eso de “cuando soy débil, entonces soy fuerte” lo pude sentir en cada persona con la que conversé: Dios presente en la palabra, la mirada, en el corazón de los hermanos y hermanas que sufren.

Dicen que la reconstrucción material se estima que durará 5 años por la magnitud de la tragedia. Así como lo material, la vida de tantos y tantas que sufrieron los horrores de este incendio tardará tiempo, quizás años en reconstruirse.

Si bien nuestra misión es muy sencilla, creo que se torna fundamental seguir acompañado, decirles con nuestra presencia que no olvidamos que siguen sufriendo, que nos importan y que queremos estar cerca, ofreciendo sencillamente nuestras vidas, nuestro tiempo, nuestra escucha.

Gracias Señor por esta inmensa experiencia fraterna y de fe, que me sigue motivando a caminar contigo, con el pueblo que sufre, sencillamente siendo hermana.

Paz y bien

TESTIMONIOS SÍNODO

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Celebran los 100 años de la Congregación Apostolado Popular del Sagrado Corazón

La congregación Apostolado Popular del Sagrado Corazón celebró su aniversario número 100 con una Eucaristía la...

Papa Francisco

El Papa: Atentos a la tentación de encerrar al Espíritu Santo en cánones e instituciones

«La libertad no es hacer lo que uno quiere» y es verdadera...

Documento sobre el Sagrado Corazón, para un mundo «que ha perdido el corazón»

Al final de la audiencia general, el Papa anunció que en septiembre...

Semana Teológico Pastoral 2024: un llamado a llevar la alegría del Evangelio a la gran ciudad

Nuestra Arquidiócesis de Santiago se prepara para vivir una nueva Semana Teológico...