La Comisión de Vida Migrante, nace desde el primer encuentro de formación permanente, octubre 2018, inmediatamente se constituye, quedando integrada por:

Hna. María  Eugenia Farías, Amor Misericordioso
– Hna.  Fresia Sandoval, Hermanas del Niño Jesús
– Sra. Claudia Droguet, Laica
– Sra. Claudia Mellado, Laica
– Sr. Carlos Benvenuto, Laico

El énfasis esta puesto en la formación y  trabajar con las redes de la Iglesia Católica.

Durante el año 2019, la comisión » Vida Migrante Conferre». «Instancia formada por laicos y religiosos/as que tendrá por objetivo acompañar  a nuestros hermanos migrantes en distintos lugares del país», ofrecerán el programa de Diplomado Vida Migrante para estudiar y aprender juntos sobre los desafíos pastorales de la migración y discernir las formas de ir generando redes para dar respuesta a las diversas necesidades.

Ante el evidente riesgo que este fenómeno sea  olvidado, el Papa Francisco presenta el drama de los emigrantes y refugiados como una realidad que nos debe interpelar. En este sentido se ubica la Bula Misericordiae vultus cuando afirma: «no caigamos en la indiferencia que humilla, en la habitualidad que anestesia el ánimo e impide descubrir la novedad, en el cinismo que destruye. Abramos nuestros ojos para mirar las miserias del mundo, las heridas de tantos hermanos y hermanas privados de la dignidad, y sintámonos provocados a escuchar su grito de auxilio… Que su grito se vuelva el nuestro y juntas podamos romper la barrera de la indiferencia que suele reinar campante para esconder la hipocresía y el egoísmo»

El 27 de abril, se dio inicio  al diplomado de Vida Migrante, que tiene 38 alumnos de Santiago y de la Diócesis de Rancagua. Este concluye el 19 de octubre.

La Comisión se reúne una vez en las dependencias de la Conferencia.