martes , 27 febrero 2024

Testimonio: cuatro grupo misionero en zonas de incendio forestales

REGRESO DE SEMANA DE MISIONES

Padre Alejandro Fabres, CM

Realmente una semana pasa volando. Y puedo decir que se hizo corta. Llegamos a Constitución con el Equipo de Conferre compuesto por Carmelitas misioneras, Hijas del Espíritu Santo, Don Orione, Franciscanas misioneras de Jesús, dos laicos, Hijas de la Caridad y yo en representación de la CM, en total eramos once personas. La mayoría de las congregaciones que han participado en esta misión en ayuda a los hermanos victimas de los incendios en la región del Maule, han sido congregaciones misioneras femeninas, era la primera vez que un sacerdote las acompañaba.

Nos instalamos en la casa de los Hermanos de La Salle y allí recibimos la información pertinente del equipo que partía. Nos dejaron bitácora, y mapas de los sectores visitados y los que quedaban.

Desde allí comenzamos a gestionar los lugares, los horarios y toda la logística que era necesaria para nuestro equipo.

Los días posteriores desde el martes 21 al sábado 25 de febrero fue caminatas, visitas, escucha, escucha, escucha. Decidimos desarrollar nuestra acción misionera en dos valles: el de Nirivilo y  Pichamán. A los pueblos en si mismo el fuego no llego directamente, el gran daño está hacia el interior, en los sectores rurales. Además de lo que está a orilla de camino y que fue devastado.

El paisaje, al irnos adentrando era dantesco, por todas partes el fuego había hecho de las suyas, casas, bosques, chacras, todo arrasado, la tierra seca, ennegrecida.

Llegamos a Barrancas, sector rural en donde estaban las primeras familias,  en su mayoría salvaron sus casas, pero perdieron animales, y bosques. Sus relatos eran conmovedores, días y noches sin dormir, el fuego rodeándolos cuán murallas de un fuerte que no les permitía escapar.

Fue de gran ayuda un vehículo prestado por las Religiosas del Buen Pastor que nos permitió ingresar montaña adentro. Lo dejamos a resguardo y de ahí a caminar, con mucho sol y poca sombra, en la noche llegábamos tipo seis y media siete, a casa, ya que no conocíamos bien los caminos. Celebrábamos la eucaristía en donde entregábamos lo vivido y lo escuchado a Dios.

Similar fue nuestro recorrido en cada uno de los sectores: Barrancas, Villa Pichamán, González Ruiz, El rastrojo. En cada uno de ellos era escuchar a la gente su vivencia del incendio, las ayudas que iban llegando, lo que no había sido entregado. Lo positivo de esto es que las napas de agua están volviendo a florecer, el problema es que se han quemado las mangueras de extracción de agua desde las vertientes. Necesitan los sectores aproximadamente quince mil metros de mangueras de media y una pulgada.

Además de forraje para los animales, las mujeres son las más afectadas, porque el incendio arrasó en muchos casos con sus huertas familiares, además de los frutos silvestres, y como la tierra está aun caliente, este año no habrá recolección de boldo, callampas, rosa mosqueta ni mora. Lo que mermará la economía familiar.

Las instituciones están entregando los recursos, FOSIS, INDAP, PRODESAL, pero las mujeres, muchas de ellas no pertenecen a ninguna de estas instituciones o no saben como hacer los trámites, así que también hubo que hacer nexos con las DIDECOS de San Javier, Empedrado y Constitución.

Además muchos adultos mayores y niños que están con el temor de que esto se vuelva a repetir. A varios se les dio la unción de los enfermos, bendijimos sus terrenos, regalamos medallas, estampas, rosarios.

El día Viernes celebramos la misa en la comunidad de Barrancas, para agradecer a Dios por el don de la vida, y para pedir su protección; lo mismo el día sábado en el valle de Pichamán. La gente profundamente agradecida de las visitas. Gente muy humilde y sencilla. Creo que ellos nos evangelizaron más a nosotros que nosotros a ellos.

El domingo, fue día de evaluación y de compartir la misa con la gente de Constitución, un llamado a vivir desde una economía más solidaria, cuidando el medio ambiente, siendo más solidarios con los que sufren.

Agradezco a Dios el don de mi vocación, a nuestro provincial el haberme dado el permiso para ir a este servicio, que es de la Iglesia. A la CONFERRE por haber tenido está iniciativa a la cual todos estamos invitados y llamados. Y a todos los hermanos y hermanas que estuvieron rezando porque todo saliera bien. Me traigo muchos rostros de personas que  nos piden que no los olvidemos, que recemos por ellos, que volvamos. Ojalá se pueda hacer. De verdad, este fue un tiempo de Dios. Estoy seguro que el sufrimiento y la amargura pasarán y la gente volverá a reír y a sus vidas apacibles y sencillas. Gracias por todo.

Misioneros:

  • Kenia Alfaro, Hijas del Espíritu Santo.
  • Alejandro Fabres, Congregación de la Misión – Vicentinos.
  • María Elizabeth Farfán, Hnas. de Don Orione.
  • Mariel Maciel,  Hnas. de Don Orione.
  • Rosa Rojas,  Asociada Hijas del Espíritu Santo.
  • Guillermina Ruiz, Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul.
  • Rosanna  Sánchez, Hnas. de Don Orione.
  • María Felipa Tolentino, Hnas. de Don Orione.
  • Manuel Torres, Asociado Hijas del Espiritu Santo.
  • María Angélica Valle, Carmelitas Misioneras Teresianas.
  • Claudia Figueroa, Franciscanas Misioneras de Jesús.

 

Cuarto Grupo Misionero Zonas de Incendio

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Campaña Recustruyendo Esperanzas

Estimados hermanos y hermanas: Vaya para todas y todos un saludo fraterno...

El desempleo y la discriminación: los graves retos de los cristianos en Cisjordania y Jerusalén

ACN ofrece ayuda de emergencia para la asistencia médica y humanitaria de...

Documento Vida Consagrada, centinela vigilante de las llamadas del Espíritu

Desde la CLAR, ofrecemos a la Vida Religiosa que peregrina en América...

Diplomado virtual: La Vida Consagrada en la legislación canónica

La Universidad Católica de Argentina, invita a participar del Diplomado virtual: La...