viernes , 23 febrero 2024
el viento

Comentario Evangelio 29 de Enero

Las bienaventuranzas: vida distintiva en Cristo
Mateo 4, 25 5, 12

Hna. Carolina Madariaga M.
Religiosa del Buen Pastor

Este domingo el evangelio continua mostrándonos las exigencias de quienes son llamados a seguir a Jesús y ser sus discípulos/as, por ello veremos las actitudes de Jesús y las exigencias que nos plantea para vivirlas hoy.

El texto comienza reconociendo que multitudes lo siguen, son quienes son testigos que ha llamado a un grupo para estar más cerca de él, así también, escucharon sus palabras que anuncian la Buena Nueva del Reino y con ello los que sufren son sanados. Esta es la multitud que da testimonio de aquello que lo sigue.

Ante todo este escenario Jesús reacciona como muchas veces en el evangelio, sube a la montaña, pero no es para dar mandamientos como lo hizo Moisés, él sube al montaña para tomar la palabra y compartir los valores del Reino para ser vividos por quienes lo siguen.

Las bienaventuranzas responden a la pregunta: ¿Cuál es el “hacer” distintivo de un discípulo del Reino?  Esta pregunta podría especificarse todavía más así: ¿Qué sucede en el corazón de aquel que se hace discípulo de Jesús? ¿En qué consiste la novedad de vida? ¿Cuáles son los puntos distintivos?  Jesús responde con una enseñanza bien organizada y concreta, que diseña el “mapa” de la vida cristiana desde sus ángulos fundamentales. El eje de todo está en la frase: “Buscad primero el Reino y su Justicia”.[1]

Y este mapa del discípulo de Jesús tiene un doble movimiento, uno hacia adentro y otro hacia afuera, que va configurando con el Maestro, ya que está viviendo ese mismo mapa para ser fiel al deseo del Padre.

El movimiento hacia adentro llama a una transformación radical de los deseos, sentimientos, pensamientos; es desde el corazón:

– Felices los que tienen alma de pobres: porque al igual que el Hijo dependen solo de Dios Padre.

– Felices los afligidos: porque Dios desea llenar ese dolor y vacío; es la confianza en que no vas solo/a

– Felices los pacientes: actitud fundamental en la esperanza.

– Felices los misericordiosos: porque la misericordia es Dios y si vives en ella tienes los sentimientos y actitudes de Dios.

– Felices los que tienen el corazón puro: porque tus intenciones, actitudes buscan el bien propio y de los demás.

El segundo movimiento es desde afuera, en realidad es la expresión de aquello que se ha formado en el interior del discípulo/a:

– Felices los que trabajan por la paz: Actitud fundamental que toca la fibra social, relacional. Es el esfuerzo por construir puentes de diálogo mantenido buenas relaciones.

– Felices los que tienen hambre y sed de justicia: Necesidades vitales (hambre y sed) que no puedo hacerlas esperar. Estas son propias del Reino y de la vida de las personas, es una llamada a buscar lo esencial para recomponer aquello que daña o lleva a la muerte.

– Felices los que son perseguidos por practicar la justicia. Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí: Podríamos decir que es la consecuencia de todo lo anterior, es la consecuencia que llevo al extremo a Jesús, es el llamado a la vida profética, porque la justicia es una necesidad vital para las relaciones humanas, para la comunidad y cuando esta se rompe necesita hombres y mujeres que la busquen con audacia y profecía.

Por todo esto nos invita el Maestro a estar alegres a regocijarnos, somos parte de su comunidad, vivimos la vida distintiva de Jesús de Nazaret.

Como vemos no podemos realizar el movimiento externo si no realizamos la transformación interna, todas nuestras obras y palabras caerán en el vacío. Este hoja de ruta propia de la experiencia de Jesús nos conduce, a un cambio primigenio de mente, cosmovisión, modo de procesar la realidad y en consecuencia, un cambio específico en el comportamiento, es decir, metanoia.[2]


[1] Pistas para la lectio divina, Fidel Oñoro CJM

[2] Rohr, Richard. El Cristo Universal, pag. 104.

el viento

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 18 de Febrero

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. Reflexión del evangelio según san...

el viento

Comentario Evangelio 11 de Febrero

Hermana Teresa Figueroa Martínez Carmelita Misionera El evangelio de este domingo se...

el viento

Comentario Evangelio 04 de Febrero

El poder sanador de Jesús en la vida cotidianaMc 1, 29-39 Hna....

el viento

Comentario Evangelio 28 de Enero

¿Qué es esto? ¡una nueva doctrina expuesta con autoridad! Mc 1,27b Hna....