martes , 27 febrero 2024

Comentario Evangelio 27 de Mayo

Fiesta Santísima Trinidad

Hna. Valentina Pérez, sscc

Evangelio según San Mateo 28, 16- 20

En esta fiesta de la Santísima Trinidad, invocamos una vez más la presencia de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, en medio de nosotros, en nuestras comunidades cristianas, en nuestra Iglesia y nuestro país. Confesar la Trinidad de Dios es creer que Dios es un misterio de comunicación y de amor. No un ser cerrado e impenetrable, inmóvil e indiferente. Su intimidad misteriosa es solo amor y comunicación. Consecuencia: en el fondo último de la realidad, dando sentido y existencia a todo, no hay sino Amor. Todo lo que existe viene del amor.

Jesús está con nosotros, no nos sentimos huérfanos, Jesús nos acompaña y esta juntos a nosotros y eso es una certeza, que debemos creerla y por lo tanto anunciarla. No estamos solos “perdido a nuestra historia, abandonado a nuestra propias fuerzas y a nuestro pecado” Cristo está con nosotros (J.A. Pagola) En este momento que como Iglesia chilena, estamos en tiempo de crisis necesitamos repetirnos muchas veces: “Cristo está con nosotros”, Él nos ha dejado su Espíritu Santo, para saber ponernos de pie, y recomenzar poniendo al Señor en el centro de nuestro quehacer, en el centro de nuestras realidades cotidianas. Él es quien debemos anunciar, no anunciamos un personaje del pasado, un difunto a quien se venera y se da culto, sino alguien vivo, que anima, vivifica y llena con su espíritu a la comunidad creyentes: “Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos…”
Entre los discípulos que rodean a Jesús resucitado hay “creyentes” y hay quienes “vacilan” los discípulos “se postran”. Sin duda quieren creer, pero en algunos se despierta la duda y la indecisión. Tal vez están asustados, no pueden captar todo lo que aquello significa.

Jesús “se acerca” y entra en contacto con ellos. Él tiene la fuerza y el poder que a ellos les falta. El Resucitado ha recibido del Padre la autoridad de “pleno poder en el cielo y en la tierra” si se apoyan en Él no vacilaran. Sin duda los discípulos de Jesús habrán de cuidar diversos aspectos: “Dar testimonio del resucitado”, “proclamar el evangelio”, para hacer discípulos de Jesús. Esta es nuestra misión hacernos seguidores de Jesús que conozcan su mensaje, sintonicen con su proyecto, aprendan a vivir como él y reproduzcan hoy su presencia en el mundo. Así es la comunidad cristiana. La fuerza del Resucitado la sostiene con su Espíritu. Estamos invitados a vivir como Jesús y desde Jesús.

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 18 de Febrero

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. Reflexión del evangelio según san...

el viento

Comentario Evangelio 11 de Febrero

Hermana Teresa Figueroa Martínez Carmelita Misionera El evangelio de este domingo se...

el viento

Comentario Evangelio 04 de Febrero

El poder sanador de Jesús en la vida cotidianaMc 1, 29-39 Hna....

el viento

Comentario Evangelio 28 de Enero

¿Qué es esto? ¡una nueva doctrina expuesta con autoridad! Mc 1,27b Hna....