“La propuesta de Jesús, brota a
contracorriente de la sociedad de hoy”

Hna. Rossina Jopia 
Misionera Dominica 

Evangelio según san Lucas (6, 27-38)

En el evangelio de hoy, Jesús nos invita a tomar conciencia del sentido que tiene su propuesta para la humanidad: “Yo les digo a ustedes que me escuchan: Amen a sus enemigos, hagan el bien a los que los odian. Bendigan a los que los maldicen, rueguen por los que los difaman…”

Nos alienta a detenernos y mirar cómo estamos viviendo la cotidianidad de nuestras acciones y actitudes, en las relaciones interpersonales que vamos tejiendo en el día a día. Estamos reflejando y/o sembrando en estos espacios semillas de misericordia, justicia, respeto y de compasión acorde al querer del Señor Jesús.

Pues bien, de cara a la realidad que estamos viviendo como sociedad mercantilista y consumista, no sólo de cosas sino que también de personas, de tiempos y espacios, esta propuesta de Jesús va en dirección totalmente contraria al modelo  de sociedad que se nos está imponiendo, a través de los poderes abusivos del mercado, y de las políticas conquistadoras y usurpadoras de los recursos y saberes de nuestros pueblos…  Esta realidad, nos lleva a preguntarnos, qué nos está pasando como pueblo, acaso se nos está debilitando la fuerza de la misericordia, de la compasión, pareciera que estamos dejando escapar la opción de vida a la que nos invita y motiva Jesús. 

Este evangelio, nos alienta a ser portadores y constructores de gestos de humanidad y de esperanza ante los abusos de poder, de violencia, de actitudes y comportamientos de superioridad, conductas discriminatorias, xenofóbicas, racistas, entre otras, las cuales nos están  deshumanizando.  He aquí que cobra el profundo sentido que tiene esta invitación del Nazareno: Amen, bendigan, perdonen”.   

Pidamos la gracia y sabiduría al Dios que camina junto a cada uno de sus hijos e hijas de llevar a la práctica esta palabra. Oremos también, por nuestros hermanos del sur y del norte de nuestro país, y nuestra solidaridad por Haití, Venezuela, Colombia, Guatemala, Honduras, Palestina y Siria, y que pueda darse una verdadera paz con justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *