miércoles , 22 mayo 2024

Comentario Evangelio 03 de Julio

El Viento (2)

Hno. Joaquín Blanco
Hermanos Menesianos

Evangelio según San Lucas 10,1-12.17-20.

“En aquel tiempo, designó el Señor otros setenta y dos y los mandó por delante, de dos en dos, a todos los pueblos y lugares adonde pensaba ir él”.  

“Nosotros, los religiosos y religiosas de Chile  queremos hoy ponernos entre los setenta y dos que Tú , Señor, envías a realizar tus mismas obras ,  a todos los pueblos   participando  así en la proyección universal de tu misión que el evangelista Lucas explicita  con el número simbólico de setenta y dos.

Ubicados en el grupo de los setenta y dos, te escuchamos Señor:

“Rueguen al dueño de la mies que mande obreros a su mies…”  ¡Lo primero es orar, centrar nuestra vida personal y comunitaria en Ti, en tu Proyecto de Reino, en tu amor misericordioso.

 “Pónganse en camino… como corderos en medio de lobos…no lleven nada… no se detengan”

El Papa Francisco nos repite tus mismas palabras:

“Salgan”: “Prefiero mil veces una vida religiosa  accidentada a una que esté enferma por encerrarse en sí misma”.

“Salgan” de sus costumbres y estructuras caducas  que ya no anuncian la novedad del evangelio

“Salgan” de su  mentalidad “clerical y principesca” tan  alejada del estilo del Reino. Ustedes huelan a oveja.

“Salgan” a las periferias existenciales que esperan su presencia humilde y su esperanza viva.

“Salgan” de sus  comunidades perdidas  en “sus”  problemas generacionales, relacionales, de envejecimiento, de caminar cansino… y pónganse en camino hacia los últimos.

“Salgan” de su Iglesia ensimismada  y avergonzada y dejen que la vida de los excluidos  les regale la perspectiva misericordiosa de Jesús.

“Salgan”.  No hay que esperar a nada. No me retengan en sus  comunidades, parroquias o  colegios…. Yo he venido para quienes están cansados y angustiados. Un poco de misericordia hará este mundo menos frío y más humano.

“No lleven  bolsas, alforjas ni sandalias de repuesto”.  Salgan al encuentro de la vida joven y  anciana, excluida y pobre, destrozada y decepcionada , de manera sencilla y humilde. Sin privilegios ni estructuras de poder. Nada que imponer. Contagien con su alegría la fe en Jesús y la confianza en el Padre. Sean siempre misericordiosos como el Padre es misericordioso.

 Cuando entren  en una casa, digan:”Paz a esta casa”. Esto es lo primero. Dejen  a un lado las condenas y las críticas amargas. Ustedes dediquen su vida a curar enfermos, levantar caídos, aliviar  los sufrimientos de todos. Susurren a las víctimas de la droga, de la violencia, de la injusticia, de la ambición y del consumismo que Yo  estoy  con ellos, que me conmuevo y lloro con su dolor, que todo vuelve a ser posible porque mi nombre es misericordia.

Hagan saber a todos con su forma de ubicarse en la vida y con su palabra amorosa que Yo soy Padre que  está cerca y quiero  verlos  trabajando por una vida más humana. Esta es la gran noticia del reino de Dios que ustedes, en mi nombre, deben proclamar sin descanso”.

También nosotros, Señor, volvemos a Ti muy contentos pues hasta los demonios de la mediocridad y de la desilusión desaparecen cuando salimos contigo y como Tú a buscar la oveja que estaba perdida.

 Y nuestro corazón, Señor,  se confía a tu misericordia: Como vida religiosa chilena, ¿estamos en salida? ¿Hacia dónde hemos caminado desde que el Papa Francisco  volvió a proclamar  el  evangelio que leemos hoy? Personalmente, comunitariamente y congregacionalmente ¿estamos caminando hacia las periferias existenciales  sin alforja, apurados, sin detenernos…? 

¿Vivimos con miedo a la novedad? ¿Seguimos queriendo sentirnos seguros, teniendo todo bajo control, construyendo nosotros, programando nosotros, planificando nosotros nuestra vida según nuestros esquemas, seguridades y gustos?

¿Estamos ya recorriendo  caminos nuevos que la novedad de Dios nos presenta o seguimos atrincherados en estructuras   y mentalidades que han perdido la capacidad de respuesta?”

Tú, Señor, nos acoges misericordioso:

 “Miren. Les he dado potestad para pisotear las serpientes de la desidia y la autorreferencia  y también para destrozar los  escorpiones  del desencanto y del pesimismo y todo el ejército de tentaciones que les rodea. Todo eso nada puede contra ustedes porque yo les he llamado para que estén conmigo.  Sin embargo, no estén  alegres por la enorme labor apostólica que realizan ni porque dicen maravillas de su entrega. Ustedes estén alegres porque sus nombres están inscritos para siempre en el cielo”.

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 12 de Mayo

H. Alejandra Cortez EspinozaReligiosa de María Inmaculada La riqueza de las imágenes...

el viento

Comentario Evangelio 05 de Mayo

Fr. Lino Miranda, OFM. Convento Franciscano del Cerro Barón VALPARAISO.  Este domingo...

el viento

Comentario Evangelio 28 de Abril

JESÚS NOS LLAMA A LA UNIDAD Hna. Yolanda Guajardo G., H S...

el viento

Comentario Evangelio 14 de Abril

Jesús nos tiene paciencia, mucha paciencia San Lucas 24, 35-48 Ramón Gutiérrez...