sábado , 15 junio 2024

Centenario Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad

Hnasmisionerasdelacaridad

“Con empuje hacia el futuro, Anunciando el Evangelio de la Caridad”

1915 – 29 de junio – 2015

Para la Congregación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad en Chile, la celebración jubilar de los 100 años, significan un fuerte “evento de refundación”. Es poner a Jesús y María Santísima al centro de nuestras vidas. Es caminar con ellos en nuestro corazón, difundiendo la caridad en la Iglesia y entre los pobres, en las realidades desafiantes de este siglo XXI  Como nos pide Papa Francisco, ir a las Periferias existenciales, en actitud de salida.

Es recomenzar de Dios, de Cristo, de Su Corazón, para  quemar y purificar nuestras miserias, los egoísmos, los desánimos, y todo cuanto frena y obstaculiza su amor en nosotras, para “recomenzar”, con alegría, con esperanza, con creatividad, con entusiasmo, con coraje cada día de nuestra vida consagrada.

Es volver a lo esencial, para vivir de las cosas sencillas, libres de la trampa de los chismes y de la mediocridad. Es  promover en nosotras la benevolencia, la compasión y la solidaridad.

Es recomenzar desde y con María Santísima, siguiendo sus huellas de pureza, modestia y castidad, obediencia al Hijo, de su belleza, sobriedad y pobreza y de la caridad de María, para que en nosotras, como en ella, el Dios caridad se haga carne, vida gesto, mirada, palabra!

Es “celebrar” la historia de estos 100 años con estupor y reconocimiento; “vivir” el presente de nuestra Familia religiosa con entusiasmo y responsabilidad; es “anunciar” con la vida y con las obras que la caridad de Cristo nos urge, “Caritas Christi urget nos” y que “la caridad y sólo la caridad salvará al mundo”, con firme esperanza y con la mirada en el futuro que Dios hoy nos confía, a fin de que todo sea restaurado en Cristo!

El centenario es una Fiesta de familia, de familia eclesial y de familia humana. Todas nuestras iniciativas nos deben hacer crecer en el espíritu de fraternidad, de unidad y de comunión. Esta es la fuerza de una comunidad, de una provincia, de un instituto: la unidad, la colaboración, la comunión!

 Significa re-veer, evaluar y  proyecta a nuestra Congregación en fidelidad al Carismática.

Es ofrecer a la Iglesia y a los pobres el don de nuestra vida consagrada “cualificada”, significativa, profética.

Es ofrecer a nuestro tiempo y a nuestras culturas el don de una Congregación buena, verdadera y bella, fecunda y audaz, dinámica y creativa, atrayente y entusiasmante, especialmente para las nuevas generaciones.

Sor María Rosanna Sánchez.
Superiora Provincial

Cerrillos, 29 de Junio de 2015
Año de la Vida Consagrada


NOTICIA RELACIONADA

Centenario de la Fundación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, cien años sembrando amor a los más necesitados

Gale559202124ac02_29062015_1142pm

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tres claves para una escuela que promueva la libertad

La Confederación Interamericana de Educación Católica –CIEC– presenta tres claves para una escuela...

Oración ante las inclemencias del tiempo

La Vicaría de Pastoral junto a la Pastoral Social de la Diócesis...

I Jornada Mercedaria del Buen Trato y el Cuidado: «Caminando Juntos hacia una Cultura del Cuidado»

El Colegio San Pedro Nolasco de Vitacura fue el escenario del primer...

Carta Convocatoria al Jubileo 2025, + Fernando Chomali G. Arzobispo de Santiago

¨El Papa Francisco ha anunciado la celebración del Jubileo Ordinario del año...