NOTICIAS

A los 86 años murió el P. Luis Manuel Rodríguez SVD, el verbita que caminó con los mapuche

Su deceso se produjo en la tarde de ayer y causó profunda conmoción entre sus cohermanos, familiares, conocidos, pero sobre todo en los mapuche a quienes dedicó gran parte de su vida y misión.

Via: Verbo Divino

A las 17:50 horas de ayer y a los 86 años de edad falleció el P. Luis Manuel Rodríguez Tupper SVD. Sus restos mortales son velados en la Capilla del Colegio del Verbo Divino de Las Condes, ubicado en calle Presidente Errázuriz 4055.

Hoy a las 20:30 horas habrá una misa en su memoria en el mismo lugar. En tanto, el funeral se realizará  mañana miércoles 20 de octubre en  Avenida La Florida 8882 donde será despedido por las comunidades mapuche de Santiago.

Un sacerdote para el Pueblo

El Superior Provincial, P. Yuventus Kota SVD, al comunicar la noticia de defunción, recordó con gratitud la entrega del P. Luis y resaltó su compromiso con la dignidad del Pueblo Mapuche.

“Gracias padre Lucho por su entrega total al Verbo Divino, por ser un gran misionero, muy querido por su gran testimonio, por su sabiduría, sencillez y humildad. Gracias infinitas por comprometerse totalmente con el Verbo y su misión, luchando siempre por la dignidad y el bienestar del pueblo Mapuche. Fue un sacerdote del pueblo y para el pueblo”, expresó.

El P. Luis (en el centro) en una de las actividades de la Pastoral Mapuche.

El camino con los mapuche

 El P. Luis Manuel Rodríguez Tupper, conocido simplmente como “padre Lucho”, fue un verbita que combinó su misión en el ámbito intelectual y  social.   Y es en esta última dimensión donde puso sus mayores esfuerzos, específicamente en la promoción y el acompañamiento de la Pastoral Mapuche de la Provincia.

Así lo expresó con sus propias palabras en la serie  Kulmapu, difundida en televisión el año 2015: “Yo estaba bien metido en mi campo (académico), pero cuando fui tomando contacto con mapuche reales en Santiago me fui dando cuenta del desafío que significaba tener un pueblo marginado y aplastado. Yo dije: ‘aquí hay que meterse’”.

 Esa experiencia no sólo provocó un acercamiento personal hacia los mapuche, sino que motivó a que la Congregación se comprometiera con una Pastoral afín, de la cual  el P. Luis fue responsable en Santiago.

 “Desde comienzos de los años ’70, los misioneros de la Congregación del Verbo Divino salían a recorrer las zonas mapuches de Villarrica y la costa lafkenche de la región de La Araucanía. Era un grupo misionero integrado por alumnos y exalumnos del Colegio del Verbo Divino en Santiago. El contacto con las familias misionadas fue originando en los jóvenes y en los sacerdotes que los acompañaban también un contacto creciente con la ‘colonia mapuche’ urbana, numerosa pero invisible y desconocida para muchos, dentro y fuera de la Iglesia”, señaló en una reseña histórica de la Pastoral Mapuche.

El P. Lucho junto con el equipo de la Pastoral en una celebración del año 2019.

El compromiso de la SVD

Asimismo, indicó que “la Congregación del Verbo Divino se fue comprometiendo con un servicio que se fue desarrollando sin un plan preconcebido sino obedeciendo más bien a las necesidades de un grupo humano que suponíamos conocer a través de 500 años de cercanía, pero que nos resultaba cada vez más lleno de sorpresas a medida que penetrábamos en él. Descubrimos que los elementos de asistencia social, siendo necesarios como a todo sector pobre de la población, no eran ni con mucho los más sentidos e importantes. El reclamo mudo del mundo mapuche en Santiago se dirigía en lo más profundo a pedir respeto a lo suyo, un espacio donde poder vivir manteniendo su propia identidad (…)”.

Ver programa Kulmapu