Jesuitas COVID

La Casa de Ejercicios Espirituales de Padre Hurtado será utilizada como centro de atención de enfermos bajo la administración especializada del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

Vía: Jesuitas.cl

Considerando la grave situación sanitaria que afecta a nuestro país como consecuencia de la pandemia del COVID-19, la Compañía de Jesús informa a sus colaboradores/as y socios/as, y a la opinión pública en general, que el martes 17 de marzo puso a disposición del Gobierno de Chile la Casa de Ejercicios Espirituales de Padre Hurtado para ser utilizada como centro de atención de enfermos.

Hoy más que nunca es necesario el trabajo colaborativo, y en este espíritu, la Compañía de Jesús ofreció a la autoridad este recinto que cuenta con 250 habitaciones aproximadamente, y que según se nos ha informado será utilizado para asistir a adultos mayores contagiados de Coronavirus que requieran cuidados médicos.

El Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) será la entidad responsable de administrar la casa de Padre Hurtado mientras dure el préstamo de las instalaciones como recinto de atención médica temporal. Senama gestionará y priorizará el uso de la casa, y será el encargado de proveer y suministrar atención médica y alimentación, entre otros, a las personas que residan ahí mientras dure la actual crisis sanitaria que estamos enfrentando.

Informamos también, que hemos puesto a disposición del Gobierno las casas de retiro de la Compañía en Valparaíso y en Concepción, lo que está siendo considerado por la autoridad sanitaria, y que de concretarse será informado oportunamente.

El difícil escenario que estamos viviendo como sociedad es también una oportunidad para servir y actuar solidariamente con aquellos y aquellas que sufren: “Espero que sigamos profundizando en una mirada hacia los demás, hacia el vecino que no puede hacer la compra, hacia el adulto mayor que se encuentra aislado y asustado, hacia la persona en situación de calle que no tiene donde llegar, hacia quienes están perdiendo sus trabajos por los efectos económicos de esta pandemia. Vivimos tiempos difíciles que podemos resignificar insistiendo en este sentido de solidaridad y restaurando nuestro modo de ser comunitario”, señaló el padre Gabriel Roblero S.J, Provincial de la Compañía de Jesús en Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *