TestimonioTESTIMONIO 2010

Nº239 – Economía para la misión

La vitalidad y fecundidad de la vida religiosa dependen en gran medida del modo como vivimos nuestra pobreza evangélica. Las reflexiones de los religiosos y religiosas suelen derivar en torno al tema de la pobreza, vida sencilla, trabajo y opción por los pobres… (Editorial).

CONTENIDOS

– Créditos 
– Índice 
– Editorial 
– Elementos para una economía evangélica 
Autor: Fidel Aizpurúa Donazar
– Una economía para ejercitarse en el Evangelio. Propuesta urgente y para ser vivida 
Autor: José María Arnaiz
– Desafíos actuales en relación con los bienes y el dinero a la vida religiosa 
– Gestionar hoy nuestros recursos económicos 
Autor: Domingo A. Grillía
– Los bienes materiales de los religiosos son bienes de los pobres 
Autor: María de los Angeles Contreras
– Administrar los bienes de una institución religiosa 
Autor: Francisco López Gil
– Criterios de inversión para un instituto religioso. Inversiones en el “no-profit” 
Autor: Gianni Mazzali
– Mi rol y tarea en la comunidad religiosa. Experiencia de ecónoma provincial 
Autor: María Roset Panades y Nélida Andrés Castroviejo
– ¿Qué tipo de ecónomo necesito hoy? Nuevo perfil del ecónomo/a de una Provincia religiosa 
Autor: Carlos del Valle
– Centralismo y autonomía en la administración a nivel de la Curia General de un Instituto: ventajas e inconvenientes 
Autor: Javier Alvarez-Ossorio
– Me declaro, Señor, como insolvente 
Autor: Georgina Zubiría Maqueo
– Consumo y ahorro responsables en la vida religiosa