miércoles , 17 abril 2024
Delegación de Chile Capuchinos

Hermanos Capuchinos presentan nueva Delegación de Chile

En eucaristía presidida por el arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, OFM Cap., en compañía del Ministro Provincial de la Provincia de la Inmaculada Concepción de São Paulo, Brasil, Arcanjo Soares, OFM Cap. y del delegado Héctor Campos, OFM Cap., junto a Mauricio dos Anjos, OFM Cap (I Consejero) y José Miguel Jiménez, OFM Cap. (ll Consejero), se presentó de manera oficial a toda la comunidad capuchina, a la Delegación de Chile, de la Provincia de la Inmaculada Concepción de São Paulo – Brasil.

Vía: Comunicaciones Capuchinos

Realizando una memoria agradecida de lo que ha sido la historia, misión y presencia de los Hermanos Capuchinos en Chile y con un profundo sentimiento de sinodalidad, colaboración y fraternidad, se presentó de manera oficial a toda la comunidad capuchina a la nueva Delegación de Chile de la Provincia de la Inmaculada Concepción de São Paulo – Brasil.

En una eucaristía presidida por el arzobispo de Santiago, Cardenal Celestino Aós, OFM Cap., en compañía del Ministro Provincial de la Provincia de la Inmaculada Concepción de São Paulo, Brasil, Arcanjo Soares, OFM Cap. y del delegado Héctor Campos, OFM Cap., se agradeció por el importante servicio que, a lo largo de mucho tiempo, los Hermanos Capuchinos han prestado en Chile, acompañando la vida de miles de hermanos y hermanas, a lo largo de todas las comunidades en las que han tenido presencia.

Junto con ello, se oró con esperanza por esta nueva etapa que recién comienza como Delegación, parte de la Provincia de São Paulo. Un nuevo comienzo que esperan construir en conjunto con toda la comunidad capuchina: jóvenes, laicos y laicas, consagrados y consagradas, bajo un mismo espíritu sinodal, caminando juntos en la construcción del Reino.

Sinodalidad

En la prédica de la celebración, El Delegado Provincial, Fray Héctor Campos, realizó una memoria agradecida de la historia de los Capuchinos en el país y también presentó la visión de lo que debería ser esta nueva Delegación, en la que, según señaló, toda la comunidad será protagonista.

«Hoy esta oportunidad nos presenta una forma de replantearnos la misión. Esta misión no la vamos a poder hacer solos, sino con ustedes. El Papa Francisco nos hay llamado repetidas veces a ser una Iglesia Sinodal, una Iglesia en Camino, en la que caminamos todos juntos. Él ha dicho: El hombre y la mujer, si caminan solos, se mueren, pero si caminan juntos, podemos ser un testimonio para la realidad de hoy. Los textos bíblicos nos hablan de cuál debería ser la impronta de esta nueva realidad y forma de ser Capuchino hoy junto con ustedes: Poder transmitir el amor de Dios a todos los hombres y mujeres, y poder centrar este amor en la fuerza del espíritu (…) Esta nueva Delegación, tiene que estar marcada por estos dos aspectos evangélicos: El amor y la centralidad en el Espíritu Santo», comentó.

En esta misma línea, Fray Arcanjo Soares, Ministro Provincial de la Provincia de la Inmaculada Concepción de São Paulo, Brasil, invitó a toda la comunidad a vivir esta nueva etapa desde la colaboración. «La palabra que será nuestra guía es «colaboración» y, por tanto, pido a ustedes laicos y laicas y a todos los grupos, en especial a los grupos de capuchinos laicos, que también usen esta palabra: Colaboración, sinónimo de fraternidad, donde somos sencillos siervos del Padre. Este Padre que nos ama y ampara en los momentos difíciles de nuestro caminar. Pido, nuevamente, que todos juntos hagamos reflejar la verdadera razón de nuestro trabajo: Ser dignos de palabra y de la difusión del reino de Dios», señaló.

Finalmente, el Cardenal Celestino Aós, llamó a toda la comunidad Capuchina, en este nuevo caminar, a ser Franciscanos Alegres. «En nombre de la Iglesia Chilena, quiero que miremos el pasado, toda la historia de los Capuchinos en Chile, pero principalmente aquí en Santiago, con esa memoria agradecida. Que el pasado hermoso nos ayude y nos anime, que no sea una atadura, sino un estímulo para mirar al futuro. Y que miremos al futuro con alegría y con esperanza. El tiempo que vivimos es un tiempo hermoso. Es un tiempo propicio para la santidad y no me cabe duda que entre nosotros hay santos y santas de primer orden. Francisco decía: ‘Pon tu confianza en el Señor y el te sustentará’. Al mirar este proyecto, que el hermano ha resumido en las palabras de colaboración, fraternidad y servicio, miremos al Señor. Él nos irá guiando y marcando el camino. Sean ustedes entonces, auténticos Franciscanos. Personas que van sembrando la paz y el bien en todas partes y que lo hagan con alegría», concluyó.

Durante la eucaristía, el hermano Enrique Contreras, OFM Cap., frente al Ministro Provincial Arcanjo Soares, realizó la renovación de su vocación y compromiso religioso.

Revivir la Eucaristía

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

África: “El mundo del deporte y la publicidad contribuyen a promover la migración ilegal”

Un obispo de Guinea Ecuatorial reflexiona sobre las causas y consecuencias de...

VIII Encuentro Interamericano de Pastoral Educativa

VIII Encuentro Interamericano de Pastoral Educativa

Con el deseo de continuar la misión de Jesús y de la...

Comunicado del Arzobispado de Santiago

Ante los dramáticos hechos que nos conmocionan y que circulan en los...

Abad benedictino en Tierra Santa: “No soy ni pro-Israel ni pro-Palestina. Estoy a favor del ser humano”

Seis meses después del terrible ataque de Hamás y el inicio de...