NOTICIAS

Hermano Elías Lara, sscc, relata el desafío de acompañar a migrantes de Colchane

Invitado por Conferre se puso en camino hacia el extremo norte de nuestro país, donde compartió con alrededor de 500 personas que ingresan al Chile de forma irregular, aún está pasando por su corazón, cada una de sus historias.

Tengo en mi corazón cada una de las historias y el sufrimiento que ha implicado esta migración. Tengo el recuerdo de ver correr a muchos por el desierto. El recibir a personas deshidratadas, insoladas y con hambre. Recibir personas afectadas por la altura. Tengo presente a cada uno de los niños y niñas que esperaban que les diera una palabra de aliento, alguna alegría de que esta odisea va a terminar. Tengo grabada la desesperación de los que pierden la esperanza, de los que se les terminan las oportunidades, de quienes están atrapados en las calles de Iquique. Si bien, nuestra Iglesia hace todo lo posible, es mucha más la demanda diaria de la migración” relató emocionado, nuestro hermano Elías sscc, luego de estar nueve días en el norte, escenario de una brutal crisis migratoria, que afecta a nuestro país.

Este hermano chico de los Sagrados Corazones, agrega que fue testigo del ingreso permanente de familias de forma irregular. Cruzando el desierto entre Bolivia y Chile sin entrar por el paso fronterizo, el Estado habilitó un dispositivo en la frontera para que puedan auto-denunciarse y comenzar a regularizar sus  documentos, lo que incluye el acceso a la salud por medio de Fonasa A. También se les hace el examen de antígenos y tras el resultado son llevados a tiendas donde serán trasladados gratuitamente a Iquique a residencias sanitarias, para cumplir los cinco días de cuarentena obligatoria, que exige nuestro país, este es uno de los mejores escenarios, si llegas en buen horario a Colchane, ya que el dispositivo funciona en días hábiles y sólo hasta las 18:00 hrs.

El drama se acrecienta para quienes no logran entrar por aquel cerco,  quedando a la intemperie, con la inseguridad de la tarde, la soledad del desierto y el frío de la noche: “Por esto, desde septiembre tras meses de logística y coordinaciones, Conferre habilitó la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores (Iglesia de Colchane) como albergue temporal. Durante el día recibe a la gente, se le entrega alimento, ropa, asistencia, acompañamiento, información y descanso. De noche hay camas disponibles especialmente para mujeres y niños, algunas instituciones  que colaboran son OIM, Hogar de Cristo, ACNUR, entre otras” contó Elías.

 Aquí hacen faltan manos, las tuyas y las mías, las de todos 

La peor parte se la llevan los migrantes que deciden no “autodenunciarse” y llegar por sus propios medios hasta Iquique, muchos de ellos engañados, pagando altos costos de traslado en furgonetas, que están lucrando con esta crisis. Los que toman este camino, son aquellos que tienen miedo a pasar por Colchane, miedo a ser deportados: “Llegan a las calles de Iquique y ahí comienzan los problemas. Mi trabajo  fue el acompañamiento en las calles, especialmente el borde costero y los alrededores de la Catedral. Para auto-denunciarse en PDI-migraciones sólo lo pueden hacer por Internet, trámite que demora días (en Colchane lo hacen al instante). Los PCR son gratuitos en cuanto tengan cédulas vigentes. No hay reservas en Iquique para entrar a una residencia sanitaria porque se privilegia a los que ingresan desde el dispositivo. Los terminales de buses no venden pasajes, si no demuestran que llevan por los menos cinco días en el país, es decir, quienes no hacen cuarentena no tienen cómo comprobar la estadía, aunque lleven más de un mes, hay todo un problema circular que aumenta cada día” recuerda con pesar Elías, quien reconoce que como Iglesia, se está haciendo una gran labor, pero es insuficiente, frente al drama humano que están viviendo los migrantes.

Hay muchas otras cosas que podría relatar, enfatiza Elías, pero quiso terminar simplemente con la invitación ¿Cómo podemos aportar?

Primero, Caritas-Iquique está en la primera línea desde el Arzobispado (http://www.caritaschile.org/como_colaborar.php)

Segundo, se necesitan manos para ayudar en el Albergue de la Iglesia de Colchane, personas que no les compliquen los 3.700 metros de altura (https://www.conferre.cl/)

Tercero, si te encuentras con un migrante, ÁMALO. Te recomiendo la encíclica Fratelli tutti, especialmente el Capítulo Segundo: Un extraño en el camino (https://www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html)

Cuarto, si conoces a personas que quieran contratar a migrantes avisa, da la información a las instituciones que trabajan con ellos. Así ellos también tendrán trabajo y podrán regularizar sus documentos.

Quinto, vive siempre al modo de Jesús, el peregrino.

Fuente: Relato Elías Lara, hermano sscc