sábado , 20 abril 2024
el viento

Comentario Evangelio Domingo 17 de Marzo

“Señor, queremos ver a Jesús”
Jn. 12, 21b

Hna. Claudia, ap

Las lecturas de este Domingo nos siguen preparando para llegar plenamente conscientes a la Fiesta de la Pascua, del “paso” de Jesús de la muerte a la vida.

Siguiendo el Evangelio de Juan, vemos que ya se ha decido la muerte de Jesús (cfr Jn 11, 49 ss) y por tanto sólo queda esperar el momento preciso para prenderlo y con esto terminar de una vez por todas con el fervor mesiánico que viene agitando al pueblo y que encuentra, según el evangelista, su máxima expresión en la resurrección de Lázaro y la entrada en Jerusalén (cfr. Jn 12,1ss)

Muchos desean verlo, esa es la petición que los griegos presentan a Felipe, pero con su respuesta, Jesús deja en claro que esta acción encierra algo más profundo: un abrir la mente y el corazón para poder acoger el camino de la cruz, porque a Él no le quitan la vida, Él mismo la ha ofrecido en fidelidad al Padre (cfr. Jn10,17ss) quien, como señala San Ignacio de Loyola en sus Ejercicios Espirituales, desea hacer redención (cfr EE.EE. N° 102).

Entonces, este “ver a Jesús” conlleva no sólo el estar delante de Él, sino también dejarse interpelar por Él, hacerse consciente de cuál es la vereda desde la cual lo estoy viendo o lo quiero ver; significa conocer, es decir, darse tiempo para compartir, preguntar, escuchar, orar acciones que permiten acoger su persona y su mensaje no ya desde la pasividad de lo conocido o la rigidez de quien pone la seguridad en respuestas ya dadas sino desde el camino de la cruz, camino de entrega, de muerte que da paso a la vida y al cual ciertamente Jesús será fiel, porque es el camino de redención que ha asumido.

Este “ver” a Jesús nos permite hacernos más conscientes de nuestras propias resistencias frente a su mensaje (muchas veces nacidas de experiencias negativas que nos acompañan y que son parte de nosotros) y los desafíos que presenta la Iglesia y el mundo de hoy; el “ver” a Jesús y dejarnos ver por Él nos impulsa hacia adelante, a salir de nosotros mismos, a encontrar nuestra mejor versión, a ser creativos a la hora del seguimiento, a no vivir desde el miedo que paraliza o desde un presente anclado en el pasado (siempre se ha hecho así) sino desde la creatividad que brota del aquí y ahora como lo han mostrado tantas Fundadoras y Fundadores a lo largo de la historia quienes ciertamente pidieron al Padre la gracia de “ver a Jesús”.

A Jesús lo veremos en la entrega generosa del día a día, que no está centrada en la mentira o la vanagloria sino en la dignidad de saberse hijo de un Dios cuyo amor es un amor que redime, que salva, que da vida.

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 14 de Abril

Jesús nos tiene paciencia, mucha paciencia San Lucas 24, 35-48 Ramón Gutiérrez...

el viento

Comentario Evangelio 07 de Abril

“Paz a vosotros” Jn 20,19ss Hna. Claudia ap ¡Jesús ha resucitado! este...

el viento

Comentario Evangelio 31 de Marzo

Hna María Salomé Labra M, SSpS ¿Qué moviliza a una persona a...

el viento

Comentario Evangelio 24 de Marzo

Un Dios vulnerable Lourdes López, fmm En nuestras retinas, están marcadas imágenes...