martes , 27 febrero 2024

Comentario Evangelio 29 de Mayo

El Viento (2)

¡Denles ustedes de comer!

Hna. Carolina Madariaga M.
Religiosa del Buen Pastor

 

Evangelio según San Lucas 7,1-10

El Evangelio de Lucas nos muestra a una multitud que sigue a Jesús, él les habla del Reino de Dios y sana a los que tienen necesidades. La multitud permanece junto a Jesús, esta cayendo la tarde y están lejos de un pueblo; al parecer no les preocupa lo que van a comer. Sin embargo, los discípulos están inquietos y le dicen a Jesús que  los despida para que busquen comida y albergue. Pero Jesús les responder con un gran imperativo: Denles ustedes de comer.

 ¿Qué significan esa orden?, ¿Cómo vamos a alimentar a una multitud? Solo cuentan con un poco de comida, les aseguraba  que probablemente les aseguraba no ir a un pueblo cercano; era la comida para quedarse donde estaban sin  preocuparse.

 Cinco panes y dos pescados ¿Qué son para una multitud?, no obstante, el Maestro hace presente el Reino del que les predicaba, su palabra en ese momento se hacia gesto real y concreto porque son ¡Bienaventurados los pobres porque heredaran el Reino de los cielos, Bienaventurados los que tienen hambre, porque serán saciados!

 Jesús es quien alimenta a una multitud que lo busca, sigue, escucha y tiene puesta su esperanza en él; el gesto del Maestro no termina con la bendición y la multiplicación de los panes y pescados, él los hace sentar en grupos haciendo memoria de la importancia de la comensalidad del pueblo de Israel, sentarse juntos para hacer comunión, agradecer lo que Dios hace por todos; es el momento del diálogo, cercanía y contacto con el que esta a mi lado, con quien comparto el signo de solidaridad del Reino de Dios.

 El domingo de Corpus Christi no sólo somos invitados a reconocer la presencia real de Cristo en su cuerpo y sangre, es un llamado para hacernos cargo de la multitud que desea ser alimentada, que busca y no encuentra el alimento, al contrario recibe migajas y una comida insípida que no sacia ni permite sentarnos como hermanos en una misma mesa en comunión y solidaridad.

 Denles ustedes de comer, es la orden que da a la Vida Religiosa el Maestro y nos puede perturbar e inquietar éste imperativo, ya que tenemos que sacar de nuestros bolsos aquello que nos permite estar seguros y cómodos, para compartirlo con quienes no tienen nada. ¿No es ese el sentido de nuestra consagración: Compartir para no ser necesitados?

 La Vida Religiosa necesita abrir los oídos y los ojos para conmoverse con la multitud, ellos son nuestra responsabilidad, no basta sólo con hablar del Reino de Dios y ayudar en alguna de sus necesidades, es preciso incomodarnos, aquietarnos y buscar una forma creativa, en conjunto con otros alimentar y saciar a tantos hermanos y hermanas. Hacer de nuestra palabra un compromiso real y concreto que involucra lo que tengo para vivir.

 Pidamos al Espíritu Santo que nos de el coraje y la valentía para gritar como lo hizo el profeta Isaías: los sedientos, ¡vengan por agua! Y los que no tienen dinero, ¡vengan, compren y coman sin dinero y sin pagar, vino y leche. ¿Por qué gastan el dinero en lo que no es pan y su trabajo en lo que no sacia? Oigan atentamente y coman cosa buena, y disfruten con algo sustancioso. (Is 55,1-2)

 Que nuestra Vida Religiosa sea un signo y gesto sustancioso para los sedientos de justicia, dignidad, igualdad, equidad y paz.

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 18 de Febrero

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. Reflexión del evangelio según san...

el viento

Comentario Evangelio 11 de Febrero

Hermana Teresa Figueroa Martínez Carmelita Misionera El evangelio de este domingo se...

el viento

Comentario Evangelio 04 de Febrero

El poder sanador de Jesús en la vida cotidianaMc 1, 29-39 Hna....

el viento

Comentario Evangelio 28 de Enero

¿Qué es esto? ¡una nueva doctrina expuesta con autoridad! Mc 1,27b Hna....