EL VIENTO SOPLA 2023EL VIENTO SOPLA DONDE QUIERE

Comentario Evangelio 22 de Enero

“SIGANME, Y YO LOS HARÉ…” AL INSTANTE DEJARON TODO Y LO SIGUIERON
Reflexión Evangelio de Mt.4,12-23

Hna. Yolanda Guajardo G. HSJ
Hijas de San José Protectora de la Infancia

¡Que texto tan lindo! Espero que quien lo escuche hoy Domingo experimente la belleza de la Palabra de Dios. Cada episodio de este lindo texto está cargado de generosidad, de parte de Jesús y de los hombres que se encuentran en sus actividades cotidianas y alguien con su mirada y voz generosa les habla y les hace una invitación. Quiero detenerme en la palabra dejando ¡al instante! dejando… lo siguieron. Seguir al Señor Jesús al instante, tal vez algo que ya se está perdiendo, porque estamos en una sociedad donde, las decisiones importantes las aplazamos encontrando que se tiene que: vivir, conocer, realizarse, descansar, viajar, experimentar, probar, ganar dinero, un sinfín de cosas antes de tomar un compromiso en bien de los demás. Jesús cuando los llama les dice lo que serán a futuro: “Síganme, y yo los haré pescadores de hombres”, estos hombres son generosos porque pensaron en los demás, en la propuesta que escucharon, no pensaron en ellos y sus beneficios, solo en responder a ese llamado que resonó en sus oídos, en su corazón y sus ojos reconocieron a alguien especial, más atractivo que el futuro que ellos se habían imaginado.

La Palabra de Dios, siempre nos viene a renovar nuestra entrega, nuestra generosidad para con el hermano. Tantos carismas que tiene nuestra Iglesia para mostrar que Dios está presente en todos los lugares, hoy están naciendo necesidades que demandan generosidad y especialmente respuesta al instante porque Dios está llamando y mostrando lo que tenemos que hacer.

Trabajemos para que en nuestras pastorales todos sus integrantes limpiemos nuestros oídos para escuchar, limpiemos nuestros ojos para ver, sensibilicemos nuestro corazón para responder hoy al instante. Y quien nos vea, sienta el mismo impulso de los hombres del Evangelio: “al instante ellos dejaron las redes y lo siguieron”.

Un abrazo fraterno y un buen año 2023 a todos quien lean esta pequeña reflexión. Gracias.

el viento