sábado , 20 abril 2024
el viento

Comentario Evangelio 18 de Febrero

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”.
Reflexión del evangelio según san Marcos (1, 12-15)

Hna. Rossina Jopia Muñoz.
Misionera Dominica del Rosario

En este primer domingo de Cuaresma, el evangelio nos recuerda de lo fundamental de preparar el corazón durante este tiempo, para darle sentido y contenido desde nuestro ser creyente en esta oportunidad de convertir nuestras vidas al modo de Jesús, acompañándole en este caminar. 

El evangelio, nos expresa que en esta preparación, es necesario transitar por el desierto, lo cual supone reconocer y dar nombre a nuestras tentaciones, éstas no son negativas, sino que son oportunidades para crecer y madurar, ellas nos acompañan en la cotidianidad de la vida, pueden estar presentes a través de nuestras resistencias, las evasiones y huidas de los conflictos, entre otras tentaciones, es por eso, que esta Palabra nos anima a que podamos hacer consciente aquello que nos aleja y desvía del querer de Dios, necesitamos aterrizar en lo concreto del acontecer diario, y así fecundar nuestro camino de conversión…

El paso por el desierto, es vivir el tiempo y lugar de las contradicciones, es el espacio, que nos permite encontrarnos con nosotros mismos, no es lugar de repliegue sino todo lo contrario, nos lleva a estar en plena conciencia de mis actitudes, comportamiento, de nuestra forma de ser y estar en relación con los demás y con Dios, y que en este tiempo nos invita a tener presente para buscar a Dios desde la Gracia.

En esta coyuntura que vivimos como humanidad, y a la luz de los signos de los tiempos, requiere dar tiempo y espacio al Evangelio, dejándonos sorprender en el día a día por el Dueño de la Vida. En este proceso de transformación, se nos da la oportunidad de cambiar profundamente el corazón en todo aquello que ya no tiene sentido, para cimentar y crecer a algo nuevo, acorde a los valores evangélicos, dejándonos sorprender por el paso de Dios en el día a día, como Jesús se dejó conducir por el Padre, desde una experiencia de soledad fecunda en el desierto de su vida.

Para vivir en actitud y en disposición de conversión, se nos invita a dejarnos conducir por la fuerza y sabiduría del Espíritu de Dios, pues con docilidad, humildad, caridad y misericordia podremos también mirar junto con nuestras realidades personales y comunitarias de cara a la realidad que estamos vivenciando como sociedad, pues la conversión se complementa con nuestras respuestas a los gritos de los nuevos rostros sufrientes que hoy esperan respuestas humanizadoras.

En este paso por el desierto, pidamos al Dios de la Vida que sostenga nuestras vidas y que nutra el don de la fe, que nos conceda integrar todo lo nuevo, desde esta transformación profunda del corazón, y continuar enraizando nuestra vida en fidelidad al Señor.

Bendiciones y fecunda Cuaresma

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 14 de Abril

Jesús nos tiene paciencia, mucha paciencia San Lucas 24, 35-48 Ramón Gutiérrez...

el viento

Comentario Evangelio 07 de Abril

“Paz a vosotros” Jn 20,19ss Hna. Claudia ap ¡Jesús ha resucitado! este...

el viento

Comentario Evangelio 31 de Marzo

Hna María Salomé Labra M, SSpS ¿Qué moviliza a una persona a...

el viento

Comentario Evangelio 24 de Marzo

Un Dios vulnerable Lourdes López, fmm En nuestras retinas, están marcadas imágenes...