martes , 27 febrero 2024

Comentario Evangelio 15 de Octubre

Hna. Sara Romero
Misioneras Redentoristas Y Secretaria Ejecutiva Conferre

Evangelio según San Mateo 22,1-14

El evangelio nos habla de un acontecimiento muy importante, la celebración de unas bodas. Una boda nos remite a festejo, alegría, compartir, encuentro, pero lo más importante es acompañar a los novios en un momento tan especial de sus vidas.

Estamos convidados por el novio-Jesucristo cada día a renovar nuestra alianza con El, a permitirle desde nuestra libertad que nos llene de gozo, que haga de nuestra vida y vocación una fiesta continua, a entrar en un dialogo íntimo.

Él nos envía emisarios que nos llaman a festejar nuestro propio enlace, a disfrutar de su presencia, a sentir y experimentar el gozo profundo del encuentro, sí, encontrarnos con el novio siempre nos traer gozo y nuevas fuerzas para continuar entregándonos y sirviendo con amor en la misión que se nos encomienda.

Todo nuestro ser y actuar debe tener como centro este encuentro; centrando nuestra vida en Jesucristo podemos actuar en las periferias. Rechazar esta invitación pone en cuestionante el sentido más profundo que le damos a nuestro ser y actuar.

No nos faltan escusas o bien las inventamos para postergar nuestro encuentro con el novio; “nuestros-mis” quehaceres, “nuestras-mis” obras, “nuestros-mis” proyectos, “nuestros,-mis” negocios, “nuestras-mis” tierras, cobran o les damos tanto valor e importancia que los anteponemos a lo esencial y no nos damos cuenta que lejos del novio nos agotamos, nos perdemos, el ánimo decae, la alegría se pierde y nos enfermamos del cuerpo y el alma, el encanto de vivir, compartir y servir se empequeñece, pero ¿que realizo para revertir esta realidad?
Al final de cuentas, los que acogieron la invitación a las bodas fueron los “desocupados”, los sin trabajos, los que vagan por los caminos y calles; aquellos que no tienen muchos bienes que custodiar; los que están desprendidos de preocupaciones, los que no son tan importantes y que viven de lo esencial.

No nos demos tantas pompas e importancia, no sobrevaloresmos nuestros quehaceres, también es permitido decir “no tengo mucho que hacer”, convensamonos de que darle solución a las distintas realidades que nos aquejan no depende totalmente de nosotros, aprendamos a vivir de lo esencial.

En este día en que la iglesia celebra a Santa Teresa de Ávila, mujer sabía que no desperdicio su tiempo en menudencias y que con su ejemplo de vida y escritos nos propone pista para poder encontrarnos con el novio.

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 18 de Febrero

“Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. Reflexión del evangelio según san...

el viento

Comentario Evangelio 11 de Febrero

Hermana Teresa Figueroa Martínez Carmelita Misionera El evangelio de este domingo se...

el viento

Comentario Evangelio 04 de Febrero

El poder sanador de Jesús en la vida cotidianaMc 1, 29-39 Hna....

el viento

Comentario Evangelio 28 de Enero

¿Qué es esto? ¡una nueva doctrina expuesta con autoridad! Mc 1,27b Hna....