viernes , 24 mayo 2024
el viento

Comentario Evangelio 07 de Abril

“Paz a vosotros” Jn 20,19ss

Hna. Claudia ap

¡Jesús ha resucitado! este anuncio gozoso de la Pascua del Señor, que comenzamos a proclamar en la Vigilia Pascual, es un anuncio que ciertamente no sólo nos acompañará durante la octava o el tiempo Litúrgico de la Pascua, sino durante toda nuestra vida.

En las lecturas de este domingo, el evangelista Juan nos describe cómo los discípulos pasan de un ambiente cerrado, temeroso a uno gozoso; lo hacen mediante el “encuentro con el Señor, quien les ofrece su paz” y no sólo eso, también les comunica su “Espíritu para que vayan y anuncien”. Incluso Tomás, quien en un primer momento no está presente y por tanto se niega a creer, es merecedor de ese encuentro y de esa paz.

Como muchas veces se ha señalado, la “paz” no es la mera ausencia de la guerra o del conflicto, es ante todo el esfuerzo compartido, los pasos que vamos dando juntos (entre  nosotros como creyentes y junto a otros, en medio de otros) para alcanzar aquel bienestar que llega a todos, no sólo de unos pocos. Es el esfuerzo consciente para calmar las agitaciones que nos sacuden personal o socialmente y que muchas veces tienen su raíz en la injusticia, la desigualdad, el daño hecho o recibido, la falta de oportunidades y tantos otros sufrimientos que tarde o temprano experimentamos en nuestra vida. 

El Señor Resucitado nos regala su paz, por su entrega también nosotros estamos llamados a pasar de la “muerte a la vida” (cfr Jn 3,1ss), vida cimentada en el amor y en el encuentro (cfr Lc 24,13ss) o dicho de otra forma: en el amor a Dios y al prójimo (cfr. Lc 10, 25ss) del cual Jesús es el mayor ejemplo. 

El encuentro con el Resucitado va unido al anuncio, como nos lo muestra la lectura de hoy. Debemos llevar a otros esta “buena noticia” (cfr. Hech 2,14ss). Hoy más que nunca estamos llamados a recordar que estar unidos no significa estar todos juntos haciendo lo mismo, sino que habiendo recibido el mismo Espíritu, somos impulsados a tener los mismos sentimientos de Jesús (cfr Fil 2,1ss)  y donde vayamos “dar su paz” (cfr. Lc 10,5), el esfuerzo firme y perseverante de comunicar el gozo de sabernos amados, hijos de un mismo Padre y por tanto hermanos.

TESTIMONIOS SÍNODO

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 12 de Mayo

H. Alejandra Cortez EspinozaReligiosa de María Inmaculada La riqueza de las imágenes...

el viento

Comentario Evangelio 05 de Mayo

Fr. Lino Miranda, OFM. Convento Franciscano del Cerro Barón VALPARAISO.  Este domingo...

el viento

Comentario Evangelio 28 de Abril

JESÚS NOS LLAMA A LA UNIDAD Hna. Yolanda Guajardo G., H S...

el viento

Comentario Evangelio 14 de Abril

Jesús nos tiene paciencia, mucha paciencia San Lucas 24, 35-48 Ramón Gutiérrez...