sábado , 15 junio 2024
el viento

Comentario Evangelio 03 de Septiembre

“Que se niegue a sí mismo, tome su cruz y me siga”
(Mt. 16,24)

Hna. Rossina Jopia M.
Misionera Dominica del Rosario.

El evangelio de este día nos invita a mirar, evaluar y discernir sobre nuestra vivencia del seguimiento a Jesús de Nazaret, para hacer consciente si nuestro caminar se está trazando por la vía de las actitudes y valores del Evangelio, siendo sensatos que no transitamos por la vía del poder camuflado de la perfección… Pues, seguir al Maestro requiere que seamos capaces de asumir nuestra propia pasión, desde una constante búsqueda del sentido, que nos conecta con la realidad del Hijo de Dios, que nos lleva a darle contenido y fundamentación al compromiso, enraizado en la responsabilidad y posibilidades del día a día tomando nuestra cruz, que nos desafía a revisar de qué modo estamos sosteniendo la vida de nuestras hermanas y hermanos… 

Además, esta página del evangelio nos demanda asumir nuestra propia pasión, y no como un sufrimiento masoquista, preguntándonos qué y quién es el que le da sentido a nuestro existir, a qué deseos, gustos o afectos debemos morir, a causa del Reino. Por eso, es vital responder a la interrogante que nos plantea hoy Jesús: ¿Cómo estoy cargando con mi cruz?, la integro y entiendo desde la vía de la fidelidad con una misma/o, desde el sentido pleno de la entrega, generosidad y gratuidad para con los demás y que cobra significancia acogiendo esta propuesta: “Quien quiera venir en pos de mí, niéguese a sí mismo…” (Mt 16, 24), pues se nos da la gran oportunidad de empaparnos de humanidad.

Con todo esto, nos recuerda el Nazareno que esta actitud de entrega se conjuga con la realidad que vive nuestra humanidad de dominio e imposición de los “fuertes o poderosos” que disfrazan sus propios intereses de quiénes se sienten complacientes del sistema, acá se requiere de la osadía de la lucidez y de nuestras coherencias con el querer de Dios, y esto nos mantiene en camino, alejándonos de nuestras zonas de confort, mediocridades, frustraciones, y esto nos conduce a estar constantemente en actitud vigilante ante nuestras tendencias a acomodarnos, por eso, las palabras de Jesús son claras y cuestionadoras para renunciar a nuestras propias seguridades y/o “ganancias”: Si el grano de trigo muere, da mucho fruto.” (Jn.12,24)

Ante la realidad que estamos viviendo como humanidad nos urge configurarnos con Jesucristo, quien se entregó en su totalidad plena, desafiándonos a ser hombres y mujeres que saben sacar lo mejor de cada persona, manteniendo la esencia de lo sagrado de nuestra dignidad, porque en esta realidad se juega nuestra credibilidad y la identidad de nuestra consagración a Dios y a nuestro pueblo, y de un modo en especial, por aquellos rostros sufrientes que día a día están surgiendo por los contextos de empobrecimiento de nuestros pueblos, por eso, nos urge ensanchar nuestros corazones para seguir apostando por el gran sueño de Dios: el Reino y su justicia.

“Al final del camino me dirán: ¿Has vivido? ¿Has amado?
Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres”
(Pedro Casaldáliga)

Bendiciones sororales

TESTIMONIOS SÍNODO

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

el viento

Comentario Evangelio 09 de Junio

UNA FAMILIA O UNA IGLESIA UNIDA PUEDE SUBSISTIR                                                                                       Por: Hna. Miriam Muñoz...

el viento

Comentario Evangelio 02 de Junio

“tomen y coman…tomen y beban”cfr Mc 14,22ss Hna. Claudia, ap La liturgia...

el viento

Comentario Evangelio 12 de Mayo

H. Alejandra Cortez EspinozaReligiosa de María Inmaculada La riqueza de las imágenes...

el viento

Comentario Evangelio 05 de Mayo

Fr. Lino Miranda, OFM. Convento Franciscano del Cerro Barón VALPARAISO.  Este domingo...