viernes , 1 marzo 2024
XLVIII Junta DIrectiva CLAR 5

Boletín N°4 XLVIII Junta Directiva de la CLAR

¡La esperanza despunta ya!

Iniciamos la cuarta y última jornada con la animación de la liturgia por la Región de Mesoamérica, quienes invitaron a vivir todo el día en actitud de Eucaristía, de mesa compartida, que se inicia en la mañana con el pan de la Palabra y en la tarde se concluirá compartiendo el pan consagrado. La entrada involucró a todos en una danza, pues, en la simbología indígena, la danza es un medio de representar y comunicar la verdad de Dios y su mensaje al pueblo. Precisamente el mensaje Guadalupano, antes de ser conocido por escrito fue danzado y cantado. En la danza se representa la intermediación de Dios, fecundidad y vida en la historia, Dios con nosotros. Todo sucede en la historia de la humanidad con los pies acariciando la tierra; Dios y la humanidad caminamos unidos en la historia. Danzar es una forma de oración. Portamos la bandera de Nicaragua para expresar la oración y comunión frente a los actuales condicionamientos que vive este pueblo. En seguida del acto penitencial, en actitud de escucha compartimos esta pregunta: ¿Cuál ha sido la Palabra con la que Dios me ha ido acompañando, cuestionando, insistiendo, consolando, en estos días de encuentro?

XLVIII Junta DIrectiva CLAR 5

Después de proclamar el Evangelio, se tuvo un rato prolongado de reflexión personal con la clave del contexto de los ocho movimientos del Horizonte Inspirador de las Mujeres del Alba: Si la viña es el lugar de la vida, de la casa común, ¿cómo interpela nuestra misión de custodiar la vida en el Continente? ¿Cómo resuena en nuestro corazón: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular? Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”. Luego se generó un compartir en pequeños grupos. Así, el texto de Mc 12,1-12, propio de la liturgia de este día, resultó el más oportuno e iluminador para la temática que nos espera asimilar en este día. Jesús hablando en parábolas a los sumos sacerdotes, a los escribas y a los ancianos. La viña rodeada con una cerca, que tiene un lagar, la casa del guarda, y arrendada a unos labradores, nos habla de proyecto de Dios, siembra, cuidado, vigilancia, paciencia, esperanza. Los labradores, el fruto esperado, los criados enviados, nos refiere a trabajo, responsabilidad, cosecha… Las acciones de agarrar, apalear, despedir con las manos vacías, insultar y descalabrar, apalear y matar, recogen las actitudes de desacato al proyecto de Dios, violencia, egoísmo, acaparamiento, contaminación…. 

En esta hora de la Casa Común, de la humanidad, nos interpela fuertemente a la Vida Religiosa la pregunta: ¿Qué hará el dueño de la viña? Nos llena de preocupación, aunque también de esperanza. la afirmación: “acabará con los labradores y arrendará la viña a otros”. Seguimos adelante reconociendo, una vez más, que “la piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”, con todo lo que de confianza aporta, ¡pero advirtiendo lo que de riesgo también encierra!

En la sala de reuniones, El P. Mario Salas, en su trabajo de moderador, invitó a la asamblea a continuar el ambiente de mesa compartida y concedió la palabra a Cristina Robaina y a Jorge Costadoat del ETAP, que hicieron el enlace con el día tercero. 

Para iluminar el 8vo. Movimiento: Hacia un cuidado responsable del ambiente y de los derechos de las generaciones futuras, tomaron la palabra Fray Michael Moor y la Hna. María Helena Morra. Michael destacó la importancia de la reflexión teo-lógica, en el marco de la formación permanente de la VR, para alentar y fundamentar la conversión ecológica. Advirtió que hay tres palabras en juego: Ecología: estudio de las relaciones e interacciones entre los organismos, y de éstos con su entorno biofísico (… y social). Crisis ecológica: crisis multidimenional y sistémica (contaminación, agotamiento de recursos, reducción de la biodiversidad, etc.) y Ecoteología: que supone dos momentos, un primero de deconstrucción de paradigmas que destruyen la vida, y un segundo momento, propositivo, pues “está pendiente el desarrollo de una nueva síntesis que supere falsas dialécticas de los últimos siglos. El mismo cristianismo, manteniéndose fiel a su identidad y al tesoro de verdad que recibió de Jesucristo, siempre se repiensa y se reexpresa en el diálogo con las nuevas situaciones históricas, dejando brotar así su eterna novedad” (LS 121) No hay ecología sin una adecuada antropología (LS 118). No hay adecuada antropología sin una nueva teo-logía.

Resaltó la invitación a revisitar la imagen de Dios: ¿Por qué no cambiáis de Dios? Para cambiar de vida hay que cambiar de Dios. Hay que cambiar de Dios para cambiar la Iglesia. ¿Para cambiar el Mundo hay que cambiar de Dios? (Pedro Casaldáliga).

El misterio de Dios funge como movilizador por seducción del 8 movimiento, pues el Horizonte Inspirador 2022-2025 seduce. Misterio último y primero, que aún luego de revelarse, permanece siendo Misterio. Misterio trascendente-inmanente que no se agota en ninguna mediación. Misterio personal. Padre-Madre, en cuanto es afectado por la vida y el destino de sus creaturas (vs. Antropomorfismos). Misterio que no se identifica con su creación (panteísmo) ni es lejano (deísmo), sino funge de origen. Dios hace, haciendo que los hombres hagamos. Relacionó el misterio de Dios con el concepto de utopía de Eduardo Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” Y cerró su intervención con el poema Misterio:

Os quedaréis sin la vida si le quitáis el misterio.
Hay que salvar el aroma de la madera cortada.
La mano de Dios confina con las murallas del mundo,

Con la esperanza del hombre.
Jugarse el tipo, de gracia, como los niños que juegan.
Servir bajo el día a día. Creer contra la evidencia.
Decir siempre una palabra última de lucha, para caer luego de rodillas.
En silencio.

Continuó esta iluminación la H. María Helena Morra, desde un enfoque más pastoral y desde su experiencia de acompañamiento de procesos en los territorios de la Amazonía. Desde su experiencia itinerante en la Amazonía, destaca que la realidad se nos presenta como un todo interrelacionado. La ecología integral implica el buen convivir, el buen vivir y el buen obrar, teniendo en cuenta el destino común de los bienes. Invitó a contemplar un icono que representa la Amazonía, expresión en la que Cristo señala el esplendor y misterio del territorio con su presencia crucificada y resucitada. Su intervención hizo reconocimiento de los pasos dados en el cuidado de la Casa Común, invitando a reconocer esos pasos dados, volver visible la Amazonía, combatir la violencia y la violación de los derechos, y no repetir acciones colonizadoras. 

La Hna. Daniela Cannavina invitó a un trabajo por parejas, para conversar sobre: ¿Qué estamos haciendo para esta conversión ecológica? ¿Qué nombre toma la Amazonía en nuestros entornos, aunque no estemos ubicados geográficamente en este territorio? En el diálogo en sala, se fue respondiendo a ¿Cómo dejarnos afectar por la crisis ecológica pensada y creyente (orto-doxia – orto-praxis – orto-estética)? La Amazonía se presenta como un mundo, una cultura y una experiencia única de la manera como se integró la presencia de Dios dentro de la conversión ecológica, y como un territorio que favorece la valoración de toda la diversidad de expresiones culturales. Se invitó a recordar y a relacionar las propuestas de las comisiones de la CLAR, que tienen una incidencia de su acción en la Amazonía, tales como Ecología Integral, Red Itinerante de la Amazonía y Vida Religiosa Indígena. Y se abrió la reflexión a abrir la mirada hacia otros territorios, que, aunque no están geográficamente en la Amazonía, si entrañan la crisis ecológica como un signo de los tiempos: el grito de la tierra y el grito de Dios.

Se continuó con un trabajo por Regiones, para definir, a la luz de los Movimientos del HI CLAR, máximo dos prioridades y acciones para desarrollar en los próximos dos años. De la puesta en común de las propuestas se advirtió que se trata de seguir tejiendo y articulando entre CLAR, comisiones, regiones, Conferencias Nacionales y Congregaciones. Luis Mario Luna, asistente de comunicaciones del secretariado General de la CLAR, presentó la estrutura y contenido de la pagina web de la CLAR, la plataforma comuniclar, el enlace de acceso a cada una de las conferencias nacionales, las comisiones, el calendario de actividades y las noticias, subsidios, editariales y otras secciones. También se presentaron los integrantes de la comisión de comunicación y cultura digital. La Hna. Liliana Franco presentó el tema del próximo Congreso de la CLAR: Vida Religiosa, artesana del Cuidado, del 24 al 26 de noviembre de 2023 en Bogotá. Creación, Compasión, Contemplación, Comunidad, Comunicación, Celebración… Se pretende lograr una experiencia sinodalidad, con comunidades de vida y paneles que traigan la experiencia concreta de la vida religiosa en territorio.

Todo este intenso y grato trabajo cerró con la aprobaciones y clausura: anotaciones a las Actas, al Informe de Presidencia y Secretaría General, al Informe Económico, y al Mensaje Final.

La mesa compartida, en la liturgia de la Eucaristía y en la cena, colmó el gozo de una cosecha llena de fortaleza, con la ternura y el coraje de las mujeres del alba; pues ¡la esperanza despunta ya!

TESTIMONIOS SÍNODO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Documento Vida Consagrada, centinela vigilante de las llamadas del Espíritu

Desde la CLAR, ofrecemos a la Vida Religiosa que peregrina en América...

Reflexión Espiritualidad del Cuidado N°26

“Escuchar, escucharnos y escucharles”* es más que urgencia; es la identidad de...

Reflexión Espiritualidad del Cuidado N°25

Y dado que la espiritualidad del Cuidado pretende el crecimiento de las...

CLAR se alegra por la Canonización de la primera Santa Argentina, Mama Antula

La CLAR se alegra junto a la Vida Religiosa que peregrina en...