El evento “Medellín 50 años: profecía, comunión y participación”, organizado por el CELAM, la CLAR, Cáritas y la arquidiócesis de Medellín, reúne a 450 participantes del continente.
En la catedral de Medellín, la eucaristía inaugural fue presidida por el arzobispo anfitrión: “No basta con una lectura ligera para penetrar lo que el Espíritu dice a la Iglesia”, ha expresado en su homilía.

Vía: Vida Nueva Digital

Inició oficialmente el congreso eclesial “Medellín 50 años: profecía, comunión y participación”, que congrega a más de 450 personas entre obispos, sacerdotes, religiosas, misioneros, diáconos, teólogos, seminaristas y laicos, quienes del 24 al 26 de agosto, a la luz de conferencias centrales y las discusiones por comunidades de aprendizaje, discernirán sobre los “signos de los tiempos actuales” de la Iglesia en salida a la que el papa Francisco ha llamado desde el inicio de su pontificado.

Eucaristía de apertura

Justamente en el día de la festividad de Santa Rosa de Lima, patrona de las Américas, se realizó la celebración eucarística de apertura en la catedral de Medellín, presidida por su arzobispo anfitrión Ricardo Tobón Restrepo, en la que además participaron el cardenal Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), lo mismo que varios cardenales y obispos de diferentes países.

En su homilía, Tobón reconoció el importante papel de la Conferencia de Medellín en el momento actual porque “no basta una lectura ligera para penetrar lo que el Espíritu dice a la Iglesia; y por eso es preciso en este momento participar de la doble sorpresa que vivían aquí los obispos hace 50 años: la experiencia del espíritu del Concilio y el compromiso con este continente al que veían capaz de un momento de creación que lo llevara a la paz y la justicia de acuerdo con nuestra historia y nuestra realidad”. 

Optar por los pobres y por los jóvenes

La autoridad eclesial antioqueña admitió los duros momentos que  atraviesa la sociedad y la iglesia en particular, por lo cual “está llamada a purificarse, a ir a lo esencial, a construir una profunda unidad, a acrecentar la pasión apostólica, a vivir sus opciones preferenciales por los pobres y los jóvenes”.

La celebración del congreso eclesial de los 50 años de Medellín durante esta semana es el resultado  de esfuerzos conjuntos entre el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Confederación Latinoamericana de Religiosos y Religiosas (CLAR), Cáritas América Latina y el Caribe junto con la arquidiócesis de Medellín vienen realizando desde el año 2017, especialmente para discernir a la luz de los actuales signos de los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *