el viento

“…HEMOS VISTO SU ESTRELLA EN EL ORIENTE Y VENIMOS A ADORARLO”

Hna Fidela Borquez Sandoval fmm
Franciscana Misionera de Maria

Domingo de la Epifanía del Señor, día en que Jesús hecho Niño  se manifiesta a todos los pueblos,  desde su cuna nos deja claro el sentido universal  de su Salvación. “porque tanto amó Dios al mundo que le dio su Hijo Único, para que todo el que cree en él no se pierda” Juan 3,16

Ya mucho se ha meditado sobre el sentido de la Epifanía, la universalidad y  como los no Judíos reconocen a  Jesús como el “Rey de los Judíos” el Salvador del mundo  como en este reconocimiento  nosotros nos sentimos identificados…los no Judíos ya que por pura  gracia a llegado a nosotros  esta revelación del Salvación.

Quiero detenerme en la  persona de los Magos de oriente: paganos, buscadores de la verdad,  aquellos que fueron capaces de dejar la comodidad de su tierra, sus seguridades  y fueron  capaces de emprender un viaje  hacia lo desconocido, ellos vieron la estrella en el oriente supieron interpretar  las profecías de otros pueblos, preguntaron ante la duda “Donde está el Rey de los Judíos  que ha  nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente y venimos a adorarlo.”  Se dejaron guiar  “ellos le contestaron que en Belén de Judá, ya que así lo anunció el profeta…”

Estos personajes interpelan  mi vida, nuestra vida religiosa,  hasta que punto sabemos leer los signos que se nos presentan ¿hoy cual sería nuestra estrella?  Seremos capaces de dejarnos enseñar, guiar  por otros?  Es que los que no son de nuestra cultura nos pueden  motivar  como amar mejor a Dios y servir  a los hermanos?

Los Magos o Sabios de Oriente tuvieron esa actitud humilde de perseverar en la búsqueda y dejarse acompañar por los consejos de los otros  para  llegar  hasta su meta.

“La estrella que habían visto en Oriente iba delante de ellos, hasta que fue a pararse sobre el lugar en que estaba el Niño. Al ver la estrella se alegraron muchísimo.”

Siguen la estrella y es interesante porque el texto dice que al ver la estrella se alegraron muchísimo, no al ver al Niño…quizás se alegraron al ver que esta guía no los engaño y los llevo justamente a donde esperaban, cerca del Niño… al comienzo ellos dice “hemos visto su estrella en el oriente…”  reconocieron que esta estrella es una enviada,  es  un medio para  llegar.

Alegría de encontrarse, actitud de adoración  y ofrecen   sus dones  “Se postraron para adorarlo y sacaron de sus cofres regalos…”  actitudes que estamos invitados a cultivar cada día, en lo sencillo, en lo cotidiano  es donde se nos juega la vida, porque el que es fiel en lo pequeño será  fiel en lo grande.   ¿Qué te puedo  ofrecer  hoy Señor, desde mi realidad de fragilidad, con mis luces y sombras?   

“Luego regresaron a su país por otro camino, porque se les aviso en sueños que  no volvieran donde Herodes”

Una vez  más  son  capaces de cambiar  la ruta  andada, no se quedan en un esquema fijo  son capaces de ser  flexibles ante la realidad que se les impone, los otros intereses de Herodes  y aunque  Herodes les ayudo para llegar al Niño  ellos no se sienten comprometidos con él, libertad de espíritu y obediencia a lo que se les revelo en los sueños. 

Nos podemos preguntar sobre la flexibilidad de nuestros esquemas mentales ya que  las cosas no siempre se dan como lo pensamos,  la mirada crítica ante nosotros mismos y  de aquellos que nos dicen ser nuestros amigos y colaboradores. Libertad de espíritu para poder encontrar la voluntad de Dios en nuestras vidas.

Los Sabios de  Oriente nos invitan a estar en camino  a cambiar el camino recorrido a     a  no cansarnos de seguir  la estrella a dejarnos ayudar por los otros y vivir con alegría el encuentro con él Niño y  a  regalar  lo mejor de nosotros al Niño   que hoy se nos presenta  en muchos rostros.

“Al ver la estrella se alegraron muchísimo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *