CONGRESO CLAR

La Confederación Latinoamericana de Religiosos pone en marcha un Congreso Virtual sobre Vida religiosa

Este evento internacional busca proponer la integración de la dinámica sinodal a través de una «vida religiosa intercongregacional, intercultural e itinerante»

Vía: COPE

Bajo el lema ‘¡Ya es hota de la sinodalidad!’, la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR) ha organizado un Congreso Virtual Continental de Vida Religiosa. Este evento tendrá lugar del 13 al 15 de agosto.

Según la CLAR, el objetivo fundamental del congreso virtual es “escuchar a Jesús en esta hora, y con Él y cómo Él, caminar hacia un nuevo modo de ser Iglesia, que se deja transformar para servir como discípula, profeta y misionera”.

Todos los días, la jornada de conferencias dará comienzo a las ocho de la mañana -hora de Colombia-, y se extenderá hasta las cinco y media o las siete. Cada sección de las jornadas contará con múltiples ponencias acerca del espíritu sinodalAdemás, durante las tardes se llevarán a cabo talleres virtuales, abordando asuntos como el cuidado de menores o personas en estado de vulnerabilidad, el cuidado de la Creación a la luz de la encíclica ‘Laudato si’ o la conversión sinodal de la vida religiosa.

El objetivo del evento: la integración de la vida religiosa en el espíritu sinodal

Entre los temas a tratar durante las tres jornadas, el Congreso se centrará en reflexionar acerca de algunos rasgos de la identidad de la Vida Religiosa, como la ecología integral y la ética del cuidado, De este modo, el evento pretende contribuir a que las diferentes congregaciones e institutos de vida religiosa asuman de manera adecuada el espíritu sinodal.

Los objetivos que plantea el Congreso virtual se resumen en la integración de esta dinámica sinodal a través de una «vida religiosa intercongregacional, intercultural e itinerante», tal y como plantea el tema principal del evento internacional.

Para conseguir esto, la CLAR busca seguir el método teológico pastoral latinoamericano, inspirándose en una fórmula de reflexión y acción en las iglesias de América del Sur. De este modo, se combina la reflexión teológica que acarrea el Congreso con la aplicación práctica en la vida pastoral de las parroquias.