NOTICIAS

Hermana Claudia Muñoz es la nueva responsable parroquial de Tierra Amarilla

Comunidad recibió a la religiosa, que ya anteriormente había estado en esta parroquia.

Vía: Iglesia.cl

Con una hermosa celebración, la comunidad de la parroquia Nuestra Señora de Loreto de Tierra Amarilla dio la bienvenida a la nueva responsable parroquial, hermana Claudia Muñoz, de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.

La misa se ofició el pasado viernes 1 de abril por la tarde, presidida por Monseñor Ricardo Morales. Al inicio, la Superiora mayor, H. Sandra Pinto, dio lectura al decreto de nombramiento de la h. Claudia como responsable de la parroquia, según el canon 517 del Código de Derecho Canónico. A continuación, la responsable saliente, H. Beatriz Garrido, dio la bienvenida a la H. Claudia, y se mostró agradecida por el signo de confianza «de la Iglesia y de Jesús» al confiar esta comunidad a las religiosas. Luego, Hortencia Reinoso, del consejo parroquial, entregó a la H. Claudia las llaves del Sagrario.

Hermana Claudia Muñoz es la nueva responsable parroquial de Tierra Amarilla

Dios nos sorprende

Así lo dijo don Ricardo en su homilía. Señaló que «el Señor va procurando el movimiento de su Iglesia para estar donde debe estar». Dijo que «debemos dejar que el Espíritu Santo actúe y que nos sorprenda siempre». «Hoy entregamos la responsabilidad pastoral de esta comunidad a la H. Claudia» agregó, señalando que no hay rito para esta entrega, «vamos a tener que inventar uno, así descubrimos cómo el Espíritu va delante de nosotros». Concluyó: «Que sepamos reconocer la acción el Espíritu, que nos lleve a descubrir el rol de cada uno, y así ponernos al servicio de los demás, especialmente de los más sencillos, los pequeños, con la ternura de Dios».

Cuanto tomó la palabra, la H. Claudia dijo que le surgía «agradecimiento y una gran alegría, por la amistad, el cariño», expresando su gratitud «a la iglesia, representada por el obispo Ricardo, los sacerdotes, mi comunidad religiosa y la H. Beatriz». «Nos llamamos hermanas, hermanos -dijo-; que no sea un título, ser realmente ser hermanos, amigos y amigas en el Señor, que es lo que he encontrado los años que he vivido aquí».

Despedida y gratitud

En esta misa también se despidió a las religiosas que se van de la diócesis rumbo a Argentina. Las hermanas Beatriz, hasta ahora responsable parroquial, y Antonia Salas. Ambas fueron despedidas con grandes muestras de cariño. El padre obispo Ricardo les agradeció a ambas su entrega y disponibilidad, reconociendo su gran aporte a la diócesis. Al mismo tiempo se dio la bienvenida a una nueva religiosa, la argentina Sofia Delorme, que pasará a formar parte de la comunidad en Tierra Amarilla.

Esta misa concluyó con una convivencia fraterna, donde las personas pudieron expresar su cariño a las religiosas que parten, y sus buenos deseos para el nuevo servicio que comienza la h. Claudia Muñoz.