miércoles , 17 julio 2024
juniores

Encuentro Juniores 2018: «Libres Para Amar»

juniores

Nora Esperanza Ríos Cabrera
Dominicas de la Anunciata

Los días 25, 26 y 27 de mayo nos reunimos alrededor de 24 Juniores de diferentes Congregaciones en la casa de retiro “Misioneros de la Sagrada Familia”, en Peñaflor, para compartir el tema: “Libres para amas, desde y para el Reino”. Empezamos el viernes 25 de mayo, por la tarde, con una bienvenida, leyendo los objetivos y el horario para estos días.

Patricia Catalán, psicóloga y laica comprometida quien nos acompañó en la ponencia del tema, nos dio una breve introducción sobre los “Aciertos y prejuicios de la Vida Consagrada en torno a la educación integral de la sexualidad”. A continuación, la hermana Luz Adriana Libreros, directora del CEC hizo una oración profunda, que motivó el espacio a la reflexión sobre nuestra Betania, lugar de acogida, de amistad, del encuentro.

El sábado 26, empezamos la mañana con la oración “la vid y los sarmientos”,  que nos ayudó para  introducir el tema de este día, “libres para amar”. A continuación, con el aporte de Patricia, en un primer momento reflexionamos, los elementos de un desarrollo afectivo-sexual, en la edad adulto, joven, que abarca -según los estudios- desde los 18 a 60 años. Pero que la edad entre los 25 a 30 años, es un periodo donde se cristalizan los sueños y se integra la personalidad. Es la edad donde sabemos quiénes somos y hacia dónde queremos llegar. Después de un recorrido de discernimiento que no muchas veces es fácil de realizar, destaca también que esta es una etapa donde aflora el amor apasionado, donde estamos llamados y llamadas a comprometernos con el otro, la otra, a dar lo mejor de nosotros para la construcción de un mundo más justo y solidario; también citó a psicólogos como Piaget, Erikson y Jung, que nos aportan información sobre esta etapa, donde ocurren las grandes cuestionamientos y decisiones de la persona.

Antes de ir a trabajar en grupos, insistió que no es tan fácil equilibrar, instinto, corazón y cabeza, pero que es un trabajo que debemos esforzarnos para alcanzarlo. En grupos reflexionamos sobre la madurez humana y afectiva. Con aportes de la psicología, que nos ayudan a ver nuestra fragilidad humana, nos dimos cuenta que somos hombres y mujeres que nos falta humanizarnos viendo las cosas con más normalidad, sabiendo que la sexualidad abarca todos los aspectos de nuestra ser y vida, saber que somos vulnerables, porque no todo lo sabemos ni podemos hacer.

A continuación, tuvimos unos minutos para el trabajo individual, que nos ayudó a ver lo que tenemos que podar para manejar con más libertad nuestra sexualidad.

Para terminar la jornada expositiva, trabajamos los elementos que pueden favorecer la madurez afectiva. Se mencionaron una serie de elementos, entre ellos enfrentar el miedo a encontrarse con uno mismo. Si yo como religioso no puedo vivir el voto de castidad, antes de lastimar al otro, renuncio con libertad a la opción elegida, buscando otro camino que sea más asequible a mi manera de ser, porque no puedo dañar la vida de los demás a causa de mi irresponsabilidad, como lo estamos viendo en los sucesos tan dolorosos que está sucediendo en nuestra Iglesia de Chile.

Después de un pequeño receso, tuvimos la exposición al Santísimo, trayendo a nuestra mente y corazón, todo lo oído, reflexionado y compartido, referente a nuestra vida y a la situación de la Iglesia en Chile, con la esperanza de que esto nos sirve como una purificación de la que surgirá una Iglesia, más al estilo de Jesús y a lo que nos invita el Papa  Francisco, ser uno más entre todos.

Terminamos la jornada del día viendo la película “Que baje Dios y lo vea”, como resumen de lo reflexionado y dialogado, en el día.

El último día, después de un momento de oración, reflexionamos en torno a la felicidad y placer, teniendo en cuenta que la felicidad es una opción no una imposición, por lo tanto, hay que vivir y disfrutar cada momento, salir a pasear, tener amigos, tener un tiempo de ocio, etc. El broche de oro fue compartir una eucaristía, agradeciendo a Dios tanto bien recibido y agradeciendo también a nuestras comunidades y formadores por este espacio, que nos ayuda a profundizar sobre nuestra opción a la Vida Consagrada, porque no somos nosotros los que nos elegimos, es Dios quien nos llama y nos quiere libres para amar, desde y para el Reino.

 

Encuentro Juniores 2018

Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PODCAST REVISTA TESTIMONIO

MENSAJE FINAL LII ASAMBLEA

LINKS DE INTERÉS

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Formación Básica en Prevención de Abusos NIVEL 2

El Consejo de Prevención de CONFERRE, invita a participar de la Formación...

Cuatro fundamentos pastorales de la Pedagogía del Amor

La Confederación Interamericana de Educación Católica –CIEC– presenta cuatro fundamentos pastorales de...

Fiesta de Nuestra Señora del Carmen

Desde el Santuario Nacional de Maipú extienden la invitación para celebrar a...

V Congreso Latinoamericano y Caribeño de Vida Religiosa

El V Congreso Latinoamericano y Caribeño de Vida Religiosa, encuentra como justificación...