EL VIENTO SOPLA 2021

Comentario Evangelio 31 de Octubre

Hna. Yolanda Guajardo G.HSJ
Hijas de San José Protectora de la Infancia

¿Cuál es el primero de todos los mandamientos? Jesús respondió: “amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón …El segundo: Amaras a tu prójimo como a ti mismo, No hay mandamiento mayor que estos.”

¡Que texto Evangélico más bello! Es el mismo Señor el que responde; si utilizamos nuestra imaginación, nos ponemos en medio de esa muchedumbre y sentimos en nuestro corazón lo que dice Jesús, podremos responder igual que él cuando nos preguntan hoy a nosotros, pero quizás dudamos de la respuesta, ya que muchas cosas nos quitan amar a Dios como se nos ordena, con todo nuestro ser. Porque tal vez hemos dejado de amar al prójimo y disminuyó nuestra fuerza del corazón para amar a Dios por sobre todas las cosas.

Muchas respuestas personales saldrán hoy en esta pregunta que formula el maestro de la ley. Fue bueno que el escriba y Jesús discutieran sobre los mandamientos, así nosotros también hoy podemos abrir un dialogo con quienes nos rodean y ver reflexionando como estamos en el amor a Dios, en el amor al prójimo, y en el amor a nosotros mismo. Si mi amor es amor generoso, de cuidados de preocupaciones, de escucha, de amistad, de buena salud, de compartir, de solidarizar, de empatizar. Así será el amor que siento por el prójimo, porque yo debo estar bien para amar al otro y lo más importante, “Si estamos bien con Dios nada debemos temer” (MLV). Nuestra fundadora, acota que, si todo está bien con Dios, todo fluye, sin temor actuamos y no nos detenemos ante obstáculos que nos alejan de Dios y nos hacen estancarnos en hacer presente el reino de Dios que es: Amor, Vida, justicia, compasión, acogida, misericordia, esperanza, Paz, gracia, fuerza, valentía.

Hoy más que nunca, estamos llamados a responder con fuerza como Jesús lo hace, para que todos los que escuchan no se atrevan a preguntar más, sino que queden convencidos por nuestra respuesta y nuestro actuar, que Dios es el único Señor en nuestra vida y el prójimo es razón de nuestro actuar en este momento que vivimos como sociedad, donde se nos exige una transparencia de vida al servicio del reino. Y quien nos ve y nos escuche digan: Si, realmente aman a Dios con todo su ser y nos aman a nosotros como a ellos mismos, porque para ellos no existe cosas mayores, más que el amor a Dios y el amor al prójimo.

Gracias por leer este comentario, un abrazo fraterno a todos.

el viento