EL VIENTO SOPLA 2022EL VIENTO SOPLA DONDE QUIERE

Comentario Evangelio 25 de Septiembre

«Vivir el amor, una tarea permanente”

Hna. Cecilia Ancapán  Elgueta
Religiosa Filipense

San Lucas en clave de futuro nos invita a ver nuestra historia cuando ella ignora a Dios en su camino y desarrollo, y por ende se olvida de la presencia de la dimensión de fraternidad y misericordia que debemos construir cada día. Nos dice que el momento de practicar la caridad es Hoy.

Estamos culminando el Mes de la Patria, tan significativo para todo nuestro pueblo de Chile, que dedica este último domingo del mes a Orar por nuestro País. Es un llamado para todos a poner en nuestra Oración la vida de nuestro pueblo, con sus alegrías y dolores.

Nuestra primera invocación es pedir a Dios que nos ilumine para construir una verdadera fraternidad, donde todos nos cuidemos y nos miremos como hermanos.

Su Palabra, en el Evangelio de Lucas hoy nos invita a meditar la Parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro, que en su relato deja de manifiesto el abismo insondable que separa al uno del otro, por la riqueza no compartida, y el derroche de vivir en la opulencia sin pensar en el hermano necesitado que pedía su ayuda y solidaridad. Actitud fuertemente criticada por Jesús.

Si ponemos este mensaje en el contexto de hoy, sin duda es un tremendo llamado de atención para todos, quienes creemos en Jesús y queremos hacer vida su Palabra. La indiferencia no nos permite visualizar al otro, menos aún descubrir sus necesidades, situados en nuestra realidad como chilenos estamos llamados a un cambio, que como hijos de un mismo pueblo, todos nos sintamos reconocidos en nuestra dignidad como personas, donde pongamos a disposición de los demás lo que somos y tenemos para que podamos crecer en justicia y equidad.

La Palabra de Dios, nos viene a iluminar y a mostrarnos el camino que nos lleva al hermano para poder salir de nosotros e ir su encuentro, que pueda ser atendido y valorado por lo que es como persona, como hijo(a) amado de Dios.

Sólo si somos capaces de hacer este camino podremos acortar la brecha de las desigualdades que no construyen la fraternidad universal.

Celebramos también el Mes de la Biblia, que nos invita a acercarnos, profundizar y escuchar la voz de Dios que se comunica por medio de su Palabra de diversas maneras, y acompaña nuestro caminar.

Pidamos a la virgen del Carmen Reina y Patrona de Chile, nos ayude a ser dóciles a los llamados de Dios en la realidad que nos toca vivir, comprometiéndonos con generosidad y viviendo con sencillez nuestra vida cristiana.

Un bendecido domingo para todos.

el viento