Sin ninguna duda que la palabra más repetida en todos los artículos de este número de Testimonio, homenaje a la Orden de la B. V. María de la Merced por sus 800 años de servicio, es liberación. Esta celebración y esta revista de Testimonio son para hacer memoria y agradecer la acción liberadora que la Familia Mercedaria ha llevado a cabo durante estos sus ocho siglos de historia. Como el Papa Francisco les ha recordado nosotros también les invitamos a que “el sacrificio de los antiguos padres Redentores que se quedaban ellos mismos “en rehenes” como prenda de la libertad de los cautivos” debe seguir inspirando sus muchos compromisos mercedarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *