el viento

Hna. Cecilia Ancapán Elgueta
Religiosas Filipenses
Delegada Zona San Felipe Neri.

Queridos Hermanas y Hermanos.

Con mucha alegría nos volvemos a encontrar en torno a la meditación de la Palabra de Dios, que cada día, ilumina nuestra vida y caminar comunitario.

Hoy en este 4to. Domingo de Cuaresma compartiremos la Reflexión del Texto de San Juan 3, 14 al 21.

San Juan nos habla del Amor gratuito del Padre al mundo, que se manifiesta por medio de la entrega de su Hijo único, que da la vida por todos.

La invitación hoy para nosotros es que habiendo recibido este amor podamos proyectarlo en nuestra vida y misión, tanto en lo personal como en nuestras comunidades. Sólo quien tiene la experiencia del amor es capaz salir de si y crecer en amor para con los demás. Sin duda esta es la gran experiencia de la salvación, el creer que hemos sido salvados por amor.

La presencia de Dios en nuestra vida, la ilumina por completo y se nos invita a dejamos conducir por el Señor, que se entrega haciendo en nosotros una historia de salvación.

Cuánto necesitamos del Señor que nos da la vida… en medio de las situaciones que vivimos día a día, de su Luz que ilumine nuestro actuar en medio de esta realidad de tanto dolor y violencia donde cuesta verle caminando a nuestro lado.

Nuestra suplica en este domingo es que Dios nos tenga de su mano para no perder el sendero del bien y la verdad, haciendo lectura de su presencia que es vida, que es luz y que es verdad. Tenemos todo lo necesario para mostrar su rostro a tantas hermanas y hermanos que viven sumidos en el dolor, la desesperanza y soledad porque se sienten solos y desamparados. Señor queremos seguir siendo signo de tu presencia salvadora en nuestra vida cotidiana, día a día. Danos tu gracias para vivir con fidelidad tu llamada.

 Buen domingo para todos.